Tu encimera durará perfecta para siempre con estos cuidados

cuidados de la encimera

La cocina es un espacio importante en el hogar. Y en ella, la encimera resulta no solo útil si no también muy atractiva. Ahora que hay tantas geniales propuestas para tener la encimera más bonita, debes tener en cuenta su uso adecuado. Pero también los cuidados esenciales para que luzca siempre como el primer día. Te contamos cómo cuidar tu encimera invirtiendo en ello poco tiempo y esfuerzo.

Cuidados en el uso de tu encimera

elegir una encimera

La encimera es conocida con otros nombres como mesada y poyo. Este es un espacio completamente liso encima de los muebles de las cocinas. Resultan de gran utilidad en las tareas de cocinar porque son soportes rígidos que soportan altas temperaturas. Y como en la cocina se realizan múltiples tareas, la encimera lleva bien los golpes, ralladuras y cortes. Su resistencia también permite que soporten algún peso. Con esas cualidades son duraderas, resistentes al agua y a la grasa.

Son una excelente área de trabajo para preparar alimentos. Hay encimeras de distintos materiales y cada uno requiere cuidado específico. En el uso recomendamos evitar colocar objetos recién retirados del fuego, sean sartenes o cacerolas y cualquier otro. Deben usarse protectores como salvamanteles para colocar los objetos calientes. No se debe cortar sobre su superficie siempre usar la tabla de cortar. Se debe evitar arrastrar o tirar utensilios de cocina sobre la encimera. Cuando se derraman líquidos hay que secarlos de inmediato. Evitamos así el riesgo de que se formen manchas.

Cuidados en la limpieza de la encimera

encimeras de madera

Hay encimeras de distintos materiales y todas requieren los artículos de limpieza específico. Cuando se trata de las encimeras de granito las más populares, se deben limpiar con agua tibia y jabón. Debe evitarse desinfectantes o desengrasantes así como el vinagre y limón.

Las elaboradas en madera, suelen requerir mayor cuidado porque son más susceptibles de daño. No deben exponerse al frío o calor por lo que no deben dejarse recipientes calientes o fríos sobre ella. Hay que elegir materiales para limpiarla que sean específicos para la madera. Estas por ser de madera requieren hidratante especial para encimeras de madera.

Encimeras de acero y de cuarzo

tipos de encimera

Las más recientes son las fabricadas en acero y también se limpian fácilmente. Solo se tiene que utilizar un paño suave con agua y jabón. Los abrasivos y los estropajos duros le quitan brillo y la rayan. Cuando se manchan deben limpiarse con un poco de aceite y un paño de algodón.

En cuanto a las laminadas, están elaboradas en materiales sintéticos y por ello son vulnerables a la humedad y el calor excesivo. Estas deben cuidarse aún más que en otros materiales, utilizando una bayeta húmeda. Para las manchas profundas se debe utilizar un detergente para platos que sea muy suave.

Hay estupendos modelos de encimera elaborados en cuarzo pero son muy sensibles a la radiación solar. Así que no deben estar en una zona de la cocina que esté expuesta a los rayos del sol. Y también debe evitarse exponerlas a lámparas de emisión de rayos UV.

La limpieza de las de cuarzo debe ser cuidadosa. Cuando se quieren limpiar manchas, hay que utilizar un poco de detergente suave disuelto en agua y frotar sobre la mancha con un paño suave. Debe aclararse profundamente con agua. Requiere cuidados básicos esenciales como evitar el extremo calor o frío. Y limpiar inmediatamente los líquidos que caigan encima de la misma. Por lo demás, para una limpieza profunda para esta y otras siempre viene bien darle mantenimiento por un experto.

Por qué tener una encimera en la cocina

cuidados de la encimera

Ya hemos visto que la encimera tiene una función en la cocina para facilitar el trabajo de cocinar. Para colocar utensilios y aparatos domésticos. Y también resulta muy decorativa embelleciendo el aspecto de la cocina. Se suma a la organización y limpieza de la cocina. Porque en ella podemos ordenar toda suerte de artefactos y la cocina ordenada se ve más atractiva. Y es fácil de limpiar así que mantendrá siempre el aspecto de pulcritud.

Es pues una elección perfecta cuando la utilicemos bien y la mantengamos en perfecto estado. Se debe elegir en el material que más se adapta no solo a nuestras necesidades sino a nuestro tiempo para su cuidado y limpieza. Por demás con pequeños cuidados y bien elegida puede durar mucho tiempo. Ese es otro de sus aspectos positivos, la durabilidad.

decorar con la encimera

Mientras se cuida bien dura años y luce siempre como el primer día. Pocos detalles decorativos tienen una vida útil tan larga como la que tiene la encimera. Además la misma, insistimos se fusiona estupendamente en la decoración de la cocina. Saca provecho a la misma utilizando una encimera en un buen material y en un color que combine o contraste. Hay muchas posibilidades a la hora de elegir comprar una encimera para nuestra cocina.

Ir arriba