La campana extractora es una parte de los muebles de la cocina que se suele limpiar con menos frecuencia pero que es muy necesario hacerlo. Es cierto que, si bien no es un artículo para mantener una limpieza diaria, si es un articulo que va acumulando mucha grasa y suciedad de cocinar diariamente. Por ello cuando toque limpieza profunda de la cocina, no te dejes esta parte pues es fundamental.

La campana extractora, buen sistema de extracción de humos al cocinar, también ha de ser bien limpiada. Para que esto te resulte muy sencillo pon en una olla agua a hervir y añade un poco de zumo de limón natural. La mezcla de agua y limón, ayuda a despegar la grasa que contenga la propia campana y la suciedad incrustada.

Es muy importante, cuando vayas a limpiar esta zona, desenchufar o desconectar la campana, así no tendrás riesgos de que te de una descarga mientras limpias. Introduce la mezcla en un rociador, si puedes, y con su ayuda y la de un trapo ve limpiando la rejilla. Eso sí, retira ésta antes y luego ve rociándola con el producto que has hecho (también puedes comprar un buen producto quitagrasas específico)

campana extractora

Intenta dejar la rejilla en remojo, durante unos minutos, dentro de la mezcla que has hecho. Si ya tienes otro quitagrasas, haz lo mismo que he comentado. De esta forma se soltará bien la grasa y quedará completamente limpia. Eso sí, hemos de utilizar un cepillo para retirar los restos que queden más incrustados o en lugares más inaccesibles.

Cuando la campana y la rejilla estén bien limpias (ya sea con un producto comprado o bien con la mezcla de agua y limón) aclara muy bien con agua caliente para que arrastre todo los restos. Por último la dejamos secar hasta que esté lista para volverla a colocar en su lugar.

Existen muchos artículos de limpieza con los que dar brillo y eliminar la grasa de las campanas extractoras. El consejo de utilizar agua y limón es muy práctico para personas que no quieran o no puedan utilizar productos más agresivos. De todas formas un consejo que os doy es pasar un paño húmedo, por la campana y la rejilla, cada vez que cocines, así no se acumulará tan rápidamente la grasa (no es cuestión de limpiarla perfectamente todos los días, pero se puede mantener)

foto: livingwellspendingless

  • Mario

    Y esto es un consejo????? esto es simplemente la explicación escrita de lo que hace todo el mundo para limpiar sus filtros de la campana.