Limpiar la cocina, debe ser algo rutinario, ya que es un foco de infecciones; sobretodo si hay mas de una persona conviviendo contigo. Pero debe hacerse de forma correcta y utilizando guantes para los posibles productos irritantes. Si eres alérgico procura buscar productos naturales. Si te lo propones como una rutina, no tendrás que profundizar tanto en la limpieza como si lo dejas “siempre para luego”

Limpiar la cocina correctamente y de forma organizada, es una tarea no muy complicada. Si te acabas de independizar y las labores del hogar no son tu fuerte, es buena idea que busques un poco de información. ¡Nunca viene mal! ¿Quieres intentarlo?

cocina
Fuente: *Ann Gordon

Primero hazte con un kit de limpieza tal como una aspiradora o escoba, paños de microfibra que no dejen pelusa, productos para la placa, un producto multiusos, un estropajo, una esponja y en fin diversos materiales que te harán falta y poco a poco te darás cuenta.

Para limpiar la cocina correctamente primero elimina todos los platos, ollas, cubertería y tazas que pueda haber en el fregadero. Mételos en el lavavajillas o bien hazlo a mano. Puedes utilizar unos guantes si quieres.

Después de esto, coloca cada cosa en su lugar. Si tienes trapos para lavar hazlo en un recipiente echando jabón y frotando, luego déjalos en el propio recipiente a un lado. Si hay cosas por en medio como latas de comida, cosas fuera de la nevera y demás… coloca cada cosa en su lugar correspondiente.

Después limpia la encimera y la placa con su producto correspondiente. Para la encimera necesitarás un trapo y un producto de limpieza. Para la placa otro. Leer las instrucciones ayuda a saber cantidades y cómo utilizar el producto. Normalmente para la placa se deja actuar, el producto correcto, durante unos minutos. Luego se elimina la suciedad con un rasca placas y después se elimina el producto. Para dejarla más brillante acaba pasando un trapo que no deje pelusa.

Con un trapo húmedo (puedes humedecerlo en una solución de agua caliente y limón) pasa el mismo por los armarios, los electrodomésticos, el interior del microondas y gabinetes. Verás qué bien quedan libres de grasa y huellas de dedos. Por último barre y, si puedes, friega el suelo.

Por último retira las bolsas de basura de la cocina. Es conveniente reciclar, así que cada cosa en un lugar y luego ve a tirar la basura en sus correspondientes contenedores. Como ves es una manera correcta y organizada de limpiar este lugar ¿Qué te parece?