Las oficinas modernas  sin duda son ideales para trabajar a gusto puesto que la amplitud que ofrecen los colores y el mobiliario hará que la comodidad y el bienestar sean dos en uno. Para poder trabajar bien en una oficina se requiere tranquilidad y funcionalidad algo que  este estilo también recoge.

En este tipo de oficinas no pueden haber elementos decorativos que puedan interponerse en la armonía de las líneas rectas y sencillas del mobiliario y del toque moderno que tanto le caracteriza. Además deberán vestirse las paredes y los detalles de colores neutros para potenciar la luminosidad teniendo la luz natural como referente durante el día potenciando de este modo la sensación de amplitud y luminosidad. Siempre podrás añadir algún color que le dé algo de vida a la estancia como en una pared o en los accesorios.

oficina moderna1
http://decoraciondeoficina.com/

En cuanto a la luz artificial que se necesite cuando ya no hayan horas de luz es aconsejable que sean luces blancas con bombillas LED de potencia adecuada al tamaño de la estancia, porque además de ahorrar energía es una luz que no calienta el ambiente y no es tan perjudicial para la vista como otro tipo de iluminación.

Los muebles deberán mantener el orden y además ser prácticos y funcionales evitando cualquier mueble que no sea totalmente imprescindible ya que el objetivo es conseguir amplitud en toda la estancia.  Un escritorio con muebles debajo como cajoneras es algo ideal porque es práctico y además las cajoneras quedan escondidas.

Por supuesto no puedo acabar el artículo sin mencionar la importancia del orden y la limpieza en este estilo de decoración. Si bien es cierto que el orden y la limpieza debe estar siempre presente en todas las estancias (por higiene y buena impresión por ejemplo) en este estilo aún más si cabe puesto que un estilo moderno lleno de polvo no será para nada un lugar agradable donde desempeñar una función laboral.

¿Qué te parece este estilo para tu decoración de oficina?