Buenos días a todos, hoy os dejo con una estupenda idea para reciclar casi cualquier tipo de cinturón que tengas en el armario.

Seguro que tienes algún cinto o cinturón, que ya no te pongas.. bien porque esté roto o porque ya no te guste.. Por ello hoy os dejo esta fantástica idea que, además de ser ingeniosa, es muy práctica.

En otras ocasiones hemos convertido piezas o artículos digamos.. extraños, en ganchos o perchas. Hoy no es una excepción y hemos convertido en unos espectaculares ganchos, unos cinturones de toda la vida.

ganchos

Como puedes comprobar en la imágen es muy fácil de hacer, de todas formas te lo digo para que aún lo tengas más en cuenta y apuntes la idea en algún sitio para hacerla en el futuro.

Si dispones de algún cinturón para hacer la prueba, aquí te dejo como hacerlo. Además son unos pasos de lo más sencillo.

Toma un cinturón, antes piensa si quieres o no eliminar la hebilla, así que quítala si lo ves necesario. Después solo has de doblar el cinturón a la mitad. No es necesario que aprietes, para que no se deforme.

Luego con una remachadora o una herramienta para hacer agujeros, practica uno en cada extremo.. procura que coincidan ambos.

Vuelve a doblar y remacha, para que se queden unidos los extremos del cinturón. Luego clava estos a la pared, también puedes engancharlo o fijarlo de alguna manera.

Es muy fácil y, como ves, el resultado final está a la vista.. unos ganchos en forma de cinturón, para que puedas poner todo lo que necesites, bueno.. todo, todo no.. pero la verdad que son de lo más curiosos.

Si te gusta la decoración original, diferente y donde podamos reciclar.. seguro que esta te convencerá. Puedes hacer tantos ganchos como cinturones diferentes tengas.

Foto: apartmenttherapy