En el espacio de hoy hablaremos sobre cómo realizar una estupenda corona decorativa, con material reciclado. Si eres de las personas que te encanta reciclar, seguro que sacar partido a estas hojas de guía telefónica te encantará.

Sabemos que podemos reciclar casi todo, convirtiendo los artículos reciclados en parte o en otros objetos con funciones diferentes y alargándoles la vida.

Una buena idea, para decorar algunas puertas de tu hogar o bien como centro de mesa es utilizar hojas de antiguas guías de teléfono. De esta manera somos responsables con la naturaleza, aprendemos a utilizar estos elementos para realizar objetos decorativos y además nos ayudará a enriquecer la decoración de nuestro hogar.

Si te gusta este trabajo puedes hacerlo reuniendo ciertos elementos.. entre ellos, como hemos dicho, hojas de guía telefónica o de revistas, guías amarillas u otro tipo de papel. Además necesitaremos algo de cartón duro, un bonito adorno para colocarlo en el centro y algo de cinta decorativa.

Lo primero que tendremos que hacer es tomar el trozo de cartón duro, en él dibujamos un círculo con ayuda de un compás. El círculo puede ser tan grande como quieras.

Una vez hayas trazado el círculo, recortamos. Ahora debemos poner un enganche para poder colgar la corona en la puerta que queramos. Lo suyo es ponerlo por la zona que será la parte de atrás del adorno.

Una vez lo tengas puesto, toma las hojas de papel. Cuantas más, más conos saldrán… coge las hojas y forma cartuchos manualmente… recuerda que puedes jugar con la longitud de las mismas por si no quieres que sean todas iguales.

Sujeta cada cartucho con un poco de cinta adhesiva o incluso pegamento. Realiza cuantos conos quieras y luego ve colocando cuidadosamente cada cartucho, sobre el círculo de cartón dejando un hueco o espacio en el centro o allá donde quieras colocar el adorno. 

Por último debemos añadir el objeto que nos servirá como adorno, en este caso central. Bien puede ser un bonito espejo, un moño, un adorno navideño si nos encontramos en época..

Si la corona resulta como  centro de mesa, siempre podemos añadir unas bonitas velas, quizás unas piedras de colores o bien conchas marinas!

Fotografía: Carma