Aprovechar al máximo todos y cada uno de los rincones de la casa es un auténtico reto.
Si hablamos del ‘rincón’ por excelencia que habitualmente se crea para aprovechar una esquina, un pequeño espacio, la luz de una ventana sin objetos ni mobiliario alrededor… Probablemente todos coincidiríamos en que el ambiente más creado en este tipo de espacios es el ‘rincón de lectura y relajación’.
No hay nada como disponer de un espacio pensado y habilitado especialmente para este fin… Llegar a casa después de una intensa y agotadora jornada y poder disfrutar, en el lugar adecuado, de un buen café o té al mismo tiempo que nos evadimos leyendo un buen libro…

rincón de lectura

Si quieres crear tu propio ‘rincón de lectura y relajación’, toma buena nota, te daré las claves para conseguirlo de manera sencilla:

  • Si es posible, sitúa tu ‘rincón de lectura y relajación’ cerca de una ventana o de cualquier otra fuente de luz natural. De esta manera podrás aprovechar al máximo la luz natural.
  • Necesitarás muy pocos elementos decorativos y mobiliario. Ten en cuenta que se trata de un espacio para el relax, sobrecargarlo es lo último que debes hacer. Bastará con un pequeño sillón o butaca, una pequeña mesa auxiliar o repisa y una lámpara.
  • Presta especial atención a la iluminación, la luz natural no bastará, por lo que deberás escoger una lámpara, bien de mes o bien de pie que actúe como foco de luz puntual aportando confort.
  • No olvides que el sillón o butaca elegido debe ser cómodo y confortable, que favorezca y contribuya a lograr ese estado de relax y evasión que deseamos.
  • El resto de la decoración y los pequeños detalles dependen de tus propios gustos.