Espacios que destacan por su amplitud fuera de lo común se ven beneficiados con este tipo de decoración. Aplícala con audacia y conocimiento de causa.

Cuando el área a decorar es reducida, la recomendación general de los expertos es “accesorizar” en proporción; la llamada “decoración a gran escala”, por el contrario, está indicada para espacios de amplias dimensiones.

Se habla de decoración a gran escala cuando utilizamos elementos que sobrepasan el estándar de medidas, haciéndolas imponentes y jerárquicas en un espacio determinado.

Expertos en diseño de interiores recalcan que en este tipo de casos no muy particulares hoy en día, recomiendan el llegar a utilizar este tipo de decoración siempre cuando se pueda, pero de igual manera siempre y cuando se cuente con un área que permita utilizar elementos de este tipo.

Si fuese un lugar pequeño, no lucirá un elemento a gran escala, además de que no será proporcional.

En la sala pueden llegar a destacar las paredes y los ventanales, es una muy buena opción a implementar, también elementos que utilicen molduras, papel tapiz y algunos otros accesorios de los que más te gusten, siempre y cuando no corrompan la armonía del lugar.

Se puede optar por llegar a poner cuadros en las paredes para la decoración, ya que el arte colocado dará un toque mucho más llamativo en la zona que se desee decorar.

Se puede aprovechar las grandes dimensiones de los muebles y también las pinturas y obras de arte que se puedan llegar a incluir dentro de la misma habitación, pueden ser obras de arte de imitación, ya que esas son muy llamativas al momento de querer crear una composición de la armonía del espacio.