Si te gusta el estilo vintage debes saber que lo que define a este estilo son los pequeños detalles. Detalles simples y sencillos pero muy cuidados, detalles que tienen, sin duda alguna, un encanto particular muy especial.

Si quieres dar un toque vintage a cualquier rincón o estancia de tu casa, te propongo que busques en tu cocina… Te aseguro que allí encontrarás infinidad de elementos que se pueden convertir, colocándolos en otro lugar, en perfectos detalles o elementos decorativos de estilo vintage.

A continuación te muestro algunas ideas originales que te pueden servir de inspiración si lo que quieres es lograr una decoración vintage:

Si te fijas en este precio rincón, te darás cuenta de que todos y cada uno de los elementos decorativos que lo componen han sido sacados de la cocina… Una jarra, habitual en cualquier cocina; un antigüo frutero y como florero una pequeña botella o frasco de cristal transparente que ha sido reutilizada.

vintage

Esta otra fotografía muestra un escritorio con cierto aire vintage que se ha logrado, una vez más, gracias a elementos que encontramos habitualmente en la cocina: una taza que se ha utilizado como florero yalgunos botes y frascos de cristal.

escritorio vintage

Elementos propios de una vajilla o de la decoración de una mesa, como lo son tazas, teteras o jarras; se convierten en un elemento decorativo muy vintage si se sustituye su función habitual por la de florero. Una taza, una jarra o una teterra empleado como florero aporta un ‘toque’ femenino, delicado y muy chic a la decoración.

El truco está en utilizar todo este tipo de elementos habituales en cualquier cocina pero combinando siempre colores muy suaves y tonos pastel…