Si tenemos algún viejo mueble que no damos uso o que vamos a dejar de usar, antes de tirar piensa en reciclar. En el artículo de hoy veremos cómo podemos renovar un antigua mesita, convirtiéndola en una moderna mesa de espejo.


Los materiales que necesitaremos serán los siguientes:

–          Mesa o banco

–          Pintura metalizada

–          Pincel

–          Pegamento especial para espejos

–          Cinco espejos cortados a medida

Primero pintamos la mesa, con el color metalizado que más nos guste; dejamos secar y si vemos que es necesario aplicaremos una segunda capa de pintura.

Ahora vamos a forrar la mesa de espejos. En este caso medimos la superficie, alto, ancho y todos los recovecos para saber qué proporción tiene el mueble y poder cortar estos a medida.


En este caso particular, se ha medido la superficie –cortando un trozo de espejo de igual medida- y las dimensiones de pata  a pata –cortando cuatro espejos de igual medida de ancho y el largo que deseemos-

Una vez estén los espejos listos los adherimos a cada lado del mueble, sobre las patas. Después pegaremos el espejo sobre la superficie y listo.