Recuerdas todas esas camisetas viejas que tienes en casa?.. pues hoy puedes aprovecharlas! Así es como se ha realizado este original almohadón, con camisetas que ya no utilicemos.

Así que si te gusta reciclar y quieres decorar ese rincón de lectura o cualquier otra estancia, siempre puedes reuinir camisetas que no utilices, tijeras, anilina para dar color a la tela, un poco de hilo, aguja y relleno para el interior.

Podemos realizar la funda del cojín o almohadón con el diseño que más nos guste. Recuerda que existen muchas técnicas para reciclar tela, pero hoy vamos a comenzar recortando la camiseta en tiras.

Estas deberán medir más o menos unos 4 cm.. aunque podemos hacerlas de las medidas que queramos. Una vez que tengamos toda la camiseta cortada en tiras, estas las metemos en algún recipiente todas juntas. Seguidamente las teñimos con anilina, siguiendo siempre las instrucciones del envase.

Recuerda que este paso lo hacemos porque la camiseta probablemente ha perdido el color con el paso del tiempo, pero si no ha sido así o simplemente nos gusta ese color que tiene.. no es necesario teñirlas con anilina.

Podemos utilizar el color que queramos, a la hora de teñir las tiras de tela. Dejamos la tela sumergida toda una noche, así tomará el color más vivo… recuerda añadir a la anilina un puñado de sal gruesa o cualquier mordante casero… esto es necesario para que al lavar la tela no destiña.

Una vez pasada la noche, escurrimos muy bien las tiras y dejamos secar bien. Ahora vamos con el almohadón, primero recorta dos cuadrados de alguna camiseta que no te valga. Por el reverso unimos las telas, a excepción de un lado que debemos dejar sin coser para luego poder rellenar.

A continuación da la vuelta a la tela y rellena con vellón o algo similar. Cose el lateral que dejamos abierto, podemos añadir una cremallera… esto lo hacemos para que sea práctico a la hora de lavar. Ahora toma las tiras que estarán secas y las enrollamos formando flores. 

Simplemente toma la tira y enrolla, ya verás como van saliendo solas las rosas.. eso sí procura dar alguna puntada de vez en cuando para evitar que se desarmen, espués cose la flor al almohadón.

Nuestro objetivo será cubrir todo el almohadón con estas bonitas rosas de tela… siempre puedes cambiar el diseño!