En el artículo de hoy tenemos una actividad fantástica con la que poder decorar multitud de rincones, para estas Navidades. Estos lindos muñecos de nieve, se realizan de manera fácil y sencilla, quedando un atractivo acabado.

Además de realizar bonitas composiciones y decorar todos nuestros rincones… podemos utilizar, estos muñecos de nieve, como obsequio hacia alguien especial. Sea para lo que sea, los materiales que debemos utilizar son un calcetín blanco, calcetines que tengan rombos o dibujos, arroz para rellenar, tijeras, hilo o cinta para decorar, hilo y aguja, una goma elástica, algunos botones y una pequeña madera para la nariz.

Para comenzar  recorta el pie al calcetín de color blanco y luego recorta el calcetín de dibujos en dos partes, de manera tal que eliminemos el talón… como vemos en la imágen.  Ahora coge el calcetín blanco y une con aguja e hilo uno de sus extremos, para que quede completamente cerrado.

No olvides coser el calcetín con la tela del revés, una vez hecho le damos la vuelta y lo llenamos de arroz… cuando lo hayamos rellenado entero cosemos el extremo de arriba y le añadimos una gomita elástica. 

Ahora vamos a vestir al muñequito! Coge el calcetín con dibujos y coloca la punta a modo de sombrero. Ubica una pequeña cuerda o tanza en su parte superior para simular un sombrerito. El resto del calcetín se lo ponemos a modo de vestimenta, para sujetarla bien añadimos un par de cuerdas o tanza alrededor del cuerpo del muñeco.

Por último con un poco de pegamento ponemos dos botones y el trozo de maderilla naranja en el rostro. Además podemos añadir más detalles al resto del muñequito y listo! Un detalle muy navideño!