Hoy queremos presentarles una estupenda idea para decorar nuestras mesas. Si quieres algunas solución decorativa para adornas tus reuniones, para algunos eventos o para una cena muy especial, aquí te dejamos esta magnífica suegerencia.

Una vez que decidas el color del mantel, esto te dará via libre para jugar con los colores de tu centro de mesa particular. Dependiendo, además, de las dimensiones de la superficie podemos realizar varios centros de mesa, una composición agradable, o solo hacer  uno.

Si quieres realizar este precioso centro de mesa, lo primero que haremos será reunir varios elementos como una copa de cistal… esta es de unos 60 cms de altura.. aunque podemos escogerla de otros tamaños.

Como toque refrescante y veraniego se han escogido algunas caracolas, pero podemos escoger otro tipo de adornos o si lo prefieres conchas y estrellas marinas.

Escoge una vela que te guste, en esta ocasión es larga y se ha ubicado justo sobre una esponja de jardinería húmeda. Las hojas que vemos son de papiro y estas están recortadas. Sobre las hojas se pueden colocar algunas ciruelas. Recuerda que puedes cambiar el centro como tu quieras y más se ajuste a tu decoración por ejemplo añadiendo algo de verde y nada más.

Como ves es un centro de mesa muy sencillo de realizar, con elementos muy económicos y sencillos de armar. Además encontramos que al ser tan liviano y despejado, el centro, no es un obstáculo para los comensales en la mesa que lo coloques.

Con pocos elementos se ha logrado un centro de mesa que brindará frescura a tus ambientes, adapta los colores al resto de la decoración para obtener resultados más llamativos y equilibrados.