Sabemos que la restauración, además de las connotaciones ecológicas que lleva, es una técnica a día de hoy muy utilizada tanto por usuarios como por decoradores. En el artículo de hoy nos gustaría presentar algunos ejemplos de decoración con maletas.


Las maletas son piezas que nos acompañan en cada viaje o desplazamiento que hacemos… pero una vez rotas u obsoletas podemos utilizarla dotándolas de otra función.


Una buena idea es agrupar las maletas conformando una estupenda mesita de noche. Podemos hacerlo con una maleta grande o bien como este estupendo conjunto, completado por la lámpara y las sillas a ambos lados de la agrupación.


También podemos utilizar este artículo como mesitas auxiliares o simplemente como decoración. Las maletas de estilo clásico son ideales para brindar a nuestros ambientes un estilo vintage o retro.

También podemos decorar paredes de estancias infantiles con maletas como estanterías para ubicar pequeños y grandes juguetes… o quizás transformarlas en un estupendo almacen para bebida u otros artículos.