Pensar en el color negro como el color de la decoración, puede parecer  a muchas raro, porque usualmente el negro no es de los colores que pensamos para los ambientes del hogar. Pero contra nuestras reservas, el color negro es un color elegante, que combina con todo y siempre luce bien no importa la temporada que sea, y por eso interesarse por la decoración en negro, es una manera de darle un toque de color sofisticado al ambiente para el que se elija.

No debemos nunca pensar en el negro como un color en solitario, porque entonces sí se convierte en un color poco favorable para la decoración. Si ya te has decidido por decorar en negro, debes tener en cuenta qué tanto de l decoración estás dispuesta a cederle. Es vital que tengas presente que siempre se debe contratar o combinar, cuando se elige para las paredes, hay que elegir que no todas las paredes luzcan en negro eligiendo colores como el rosa intenso o el amarillo y también claro el cielo raso debe mantenerse en color blanco o en otro color que suavize el ambiente, jamás en negro.

Los elementos son importantes en la decoración en negro, porque pueden ser tantos colores como quieras, eligiendo colores sólidos o estampados. A combinar el negro, contribuyen las lámparas, los ceniceros, los cojines, las cortinas, todo ornamento que siga esa tendencia creará junto con el resto, un encantador entorno en donde el negro suma elegancia y buen gusto.

El especialista en pinturas puede lograr tonalidades de negro al gusto, así que no te pienses que un negro demasiado intenso que no termina de convencerte es lo único que hay, todo lo contrario puede ser mate o brillante, intensamente negro o menos intenso, tú decides cuál es el que quieres. Pero luego de ver estas imágenes seguro que estarás ansiando empezar a renovar.