Los tonos neutros, es decir colores como el blanco, negro, el color gris, blanco o beige.. son especialmente utilizados, en decoración, para crear ambientes agradables, que aporten elegancia y serenidad. Además si vives en un pequeño piso o en un ático, estos colores bien combinados, te ayudarán a crear cierta amplitud.

El anterior estudio donde vivía, eran poco más que 40 metros cuadrados. Solo había una puerta y era la del baño, así que lugares como la cocina o el dormitorio estaban en un mismo espacio. Pintando de blanco y utilizando muebles de colores claros, logré aumentar la luminosidad y crear más espacio.

Si vas a decorar con tonos neutros, te recuerdo que los puedes escoger con ciertos matices como el azul, el verde o el rojo. Piensa, también, en el estilo que quieres dar a tu decoración.. así, si no quieres que todo esté pintado y adornado con colores claros o demasiada cantidad de tonalidades neutras.. es mejor añadir cierto grado de contraste.

salon

Para añadir contraste, busca hacerlo a través de los muebles, de complementos o de textiles tales como cortinas, cojines o alfombras. Cuida la combinación de colores que hagas, por ejemplo el color beige no va nada bien con tonalidades beige rojizo. Mi opinión personal, sobre los colores neutros, es que con una bonita combinación (blanco y gris) (negro y blanco).. por ejemplo, es que son colores limpios que pueden ayudar a dar más amplitud al lugar y, además, dan un toque de contraste con los colores más oscuros.

Los colores neutros son ideales para ambientes donde el relax prima; el color blanco ayuda a descansar y nos sentiremos mucho más relajados. El color gris es muy elegante, bien combinado. Elige las tonalidades que más te gusten, para decorar tu espacio personal ¡Si te animas, puedes compartir con nosotros los resultados!

cocina

foto: zeointerior