Cuando pensamos en la decoración de los dormitorios juveniles, pensamos en espacios de los que se pueda sacar mucho provecho, después de todo a estos ambiente a medida que los jóvenes van creciendo, se van agregando nuevas necesidades y parecieran irse reduciendo. Es en la decoración juvenil que se aplica la funcionalidad máxima, porque se requieren ambientes que crezcan con los habitantes de las mismas. Y eso implica soportar la decoración juvenil en el uso de colores vibrantes y recurrir a ornamentos como afiches o elementos decorativos “aéreos” dejando libres los espacios “terrestres” es decir menos muebles, solo lo básico.

En las ideas de decoración juvenil funcional, que te presentamos hoy, la misma captura ese estupendo uso que puede hacerse de la mejor decoración colorida. El uso estupendo de colores que contrastan o combinan es uno de los secretos de hacer aún más atractivo un ambiente que se desea sea totalmente funcional, que deje espacio libre para jugar y para agregar elementos, si es necesario. No deben ser colores estridentes y las tonalidades neón están lejos de ser aptas para un entorno de dormitorio.

El uso de los muebles modulares,  que se utilizan con tanta efectividad para aprovechar espacio en la decoración moderna de oficinas, funciona estupendamente en el hogar. Modulares que puedan albergar todo lo que se necesita, porque para ser funcional, la decoración debe ser ordenada, hay que vivir con orden para lograr que todo esté en su lugar y transmitir una sensación de espacio, aún cuando no sea mucho con el que contamos.

El color básico ideal siempre será el blanco, entre más claro mejor, a partir de ahí podemos elegir colores que lo combinan o lo contrastan y lograr habitaciones luminosas a las que el agregado de muebles de calidad que resultan duraderos y cómodos, así como versátiles, se convierten en elementos perfecto de una decoración juvenil que es atractiva pero también resulta cómoda y funcional.