Aunque aún falta para el verano, una buena terraza es el lugar perfecto para reunirnos con nuestros seres queridos, hablar con los amigos o realizar suculentas cenas. Por ello este lugar lo acondicionaremos para compartir estos momentos.

Si aun no tenemos seleccionada ningún tipo de decoración, ni estilo… quizás nos interese una ambiente mediterráneo. Este tipo de decoración es fresca y natural, sencilla como la vida misma.

Para lograr este tipo de ambiente deberemos poner plantas como la lavanda o la buganvilla; siempre podremos ubicar ciertas plantas de género agave, hojas carnosas y espinosas. Las podemos poner en forma de roseta.

Por otro lado la tendencia en los muebles será la madera, el mimbre o el rattán. Podemos optar por muebles macizos en madera o de fibras naturales.

Por otro lado el hierro forjado podemos combinarlo con la madera, esto brindará un toque cálido a nuestra terraza.

Si queremos lograr una decoración mediterránea, tenemos que intentar integrar la naturaleza en este ambiente. Para ello colocaremos plantas, macetas o ramos ofreciendo alegría a la estancia.

Las paredes podemos pintarlas en un color blanco neutro, de esta forma reflejará la luz; también podemos hacernos con objetos de hierro y cobre; los colocaremos estratégicamente para dar un buen estilo mediterráneo.

Los protagonistas, en este caso, serán la luz y el color; por ello no recargaremos en exceso la terraza.

Para el suelo podremos elegir terracota, madera… siempre elementos rústicos. Igualmente podemos ubicar algún mosaico o azulejo de color vivo.

Para el rincón especial podríamos realizar un ambiente estilo chillo ut. Colocaremos sillones bajos, que pueden ser de mimbre. Velas de dulces aromas, cojines… música, todo para la mejor de las noches.