El blanco es uno de los colores “estelares” de la paleta de colores, junto con el negro resulta uno de los más versátiles. Puedes combinarlo con muchos colores y siempre se verá bien decorar con color blanco en totalidad o en zonas, pero claro el uso ya limitado o amplio que le des, transmite diversas sensaciones. Ya sabes que el color es básico en la decoración, y el blanco es uno de los colores más socorridos a la hora de pintar.

El color blanco transmite la sensación de amplitud, ilumina una estancia, la hace ver ordenada y grande, así que para espacios pequeños, decorar con blanco es perfecto. En los espacios muy grandes para lograr equilibrio hay que combinarlo con otro color y si contrasta como el rojo o se acomoda combinando como el rosa palo, igualmente triunfas. Visto que por espacio siempre es mejor recurrir al blanco en solitario, cuando tenemos problemas de limitado espacio, concentrémonos ahora en el dormitorio.

Los más bonitos dormitorios decorados en color blanco, te mostramos en unas imágenes que te servirán de inspiración. Puedes aprovechar el blanco como color de fondo y aplicar otros suaves tonos o colores intensos para los ornamentos como los marcos de la ventana o la puerta y para los complementos como cortinajes y ropa de cama decantarte por los colores más intensos como el rojo o el azul.

Hay que tener en cuenta que el blanco es un color frío, aunque solo ya es estupendo en el área de dormitorio no queremos que se torne una atmósfera de gélido ambiente, así que hay que combinarlo con otras tonalidades, pero si insistes en el blanco total te aconsejamos pintar por zonas, usando los distintos tonos de blanco, blanco puro, blanco hueso, y sí tú puedes tener el más bello de los dormitorios en blanco, pero no te olvides de aplicar color como hemos dicho en los complementos como muebles, cojines, y otros.