Decorar con cuadros las paredes, es una de las formas decorativas más utilizadas por siempre, colocar unos cuantos cuadros en la pared puede resultar atractivo, pero hacerlo como siempre, pues no resulta ya atractivo para nadie. Hay que colocarlos en una forma en que se vea original y armonice con el resto, así que esta sugerencia va encaminada a usar los cuadros pero de una manera creativa.

En este caso decorar con cuadros las paredes del salón, nos remite a usarlos en una sola de las paredes, dejando de lado, la costumbre de colocarlos dispersos por toda la estancia, esto los coloca en un solo lugar y los hace ver más elegantes. Además de que concentra la atención visual precisamente en ese lugar que queremos realzar, pudiendo ser el área en donde está el sofá.

Por demás, hay que ponernos creativos al máximo, y cuando preparamos esos cuadros para decorar la pared, podemos optar por enmarcarlos en  distintos tamaños y formas para que esto les haga ver aún más original. Es decir usando marcos de todos tamaños o de distintos colores aunque en este caso hay que ser cuidadoso para no romper la armonía de la decoración total del ambiente.

decorar paredes

También podemos elegir cuadros de distintas texturas, combinar tendencias, usando marcos clásicos o modernos, también podemos colocar los cuadros de distintos materiales, ya sean de madera o resina, por pensar en alguno. Hay un mundo de posibilidades para elegir en esta tendencia de aprovechar los cuadros en la decoración.

Y seguro que tienes en casa, fotos inolvidables de distintas ocasiones felices, diplomas u otros detalles que quieres lucir enmarcados en el salón y para ello, puedes aprovecharlo al máximo dentro de la decoración del salón. En realidad resulta fácil de lograr, elegante y tampoco es que sea caro, porque es accesible también.