Hay quienes piensan que decorar con blanco y negro es arriesgarse mucho y que si no se tiene una casa grande es toda una locura. ¿Seguro? El blanco y el negro pueden ser todo un error si no lo sabes combinar adecuadamente pero todo un acierto seguro si sabes cómo combinarlo con tu estancia.

Da igual el tamaño que tenga tu vivienda que si sabes utilizar bien ambos colores serán una opción más que estupenda. El blanco y el negro siempre se han complementado a la perfección y además en una estancia transmiten una sensación de sobriedad y elegancia que sólo la combinación de estos dos colores son capaces de conseguir. Además si añades toques de otros colores como el gris, el beige o el marrón (entre otros) en los complementos son también colores muy elegantes que harán que los resultados sean excelentes.

Eso sí, si te gusta decorar con estos dos colores te aconsejo que elijas una estancia de la casa para hacerlo y evites a toda costa hacerlo en todo tu hogar porque si no el resultado sería demasiado cargante.

También es más que recomendable que en la estancia que elijas decorar en blanco y negro también añadas colores más brillantes y llamativos en los detalles como cuadros, cortinas, cojines…de esta manera podrás dar un toque de alegría a la estancia que es algo también muy necesario para las personas y nuestro estado de ánimo.

blanco y negro

Por ejemplo si quieres decorar el baño con blanco y negro añade algún detalle rojo para darle un toque llamativo o motivos alegres en las cortinas e incluso decorar la mampara con vinilos decorativos originales y en color.

Otro ejemplo que me encanta es en el dormitorio que es ideal para buscar contrastes y jugar con el color del suelo, la ropa de cama o las cortinas. El salón también es un lugar ideal para decorar en blanco y negro pero siempre encontrando el equilibrio perfecto teniendo en cuenta también los contrastes de color en accesorios y complementos. ¡Y recuerda potenciar la luz natural en todas las estancias!

Fotografía: 10decoracion.com