Buenos días, amigos! Hoy en este espacio hablaremos sobre cómo decorar nuestra vivienda, con pinceladas de otoño y los meses de frío.

Ahora que estamos en otra estación y aprovechando los meses de frío que quedan por delante, deseamos compartir algunas estupendas ideas para vestir nuestros hogares.

Si deseas cambiar el look de tu casa, nada mejor como añadir algunos complementos diferentes que harán brindarán a los ambientes toda la calidez que buscamos.

El otoño y el invierno son estaciones muy especiales, aunque cada una tiene su no se qué, qué se yo.. pero los días de lluvia, las noches largas también son especiales. Aprovecha cada estación para decorar tu hogar con elementos característicos de las mismas.

Con el frío apetece una casa cálida y acogedora, para ello utiliza los textiles como mantas y pequeñas colchas. Para las habitaciones juega con la ropa de cama, cortinas y un elemento que no puede faltar en ninguna estancia, las alfombras.

Tenemos todo tipo de alfombras para elegir, de pelo corto, largo, moqueta… pero siempre calentitas… ideales para andar descalzos por la casa.

Los colores serán muy importantes, utiliza tonalidades cálidas como tonos tierra, naranjas o marrones, los grises y verdes apagados también nos vendrán bastante bien.

Pinta las perdes en estos tonos o bien utiliza mobiliarios y elementos o complementos que tengan estos colores, así daremos la pincelada de color que buscamos.

Los textiles serán de tela más gruesa, para el sofá, las mesas, almohadones y todo lo que puedas imaginar. Al igual que te pones un abrigo para cubrir el frío, también podemos calentar nuestros hogares con textiles más gruesos.

Incluye en tu mesa un tapete bien bonito o un mantel y además un bonito centro de mesa natural. Puedes utilizar flores o frutas de temporada, quedará genial.

Por último añade una luz más íntima, que invite al confort.