Buenos días amigos! en el espacio de hoy nos encantará darles una estupenda idea para realizar con niños. La temática es infantil, pero podemos hacerla nosotros mismos también para adornar otros aspectos de nuestro hogar.

Además es una actividad de lo más natural, pues la vamos a realizar con hermosas hojas del otoño.. de esas que encontramos por los caminos. Llévate unas cuantas a tu casa y con ellas y un poco de fieltro haremos unos estupendos complementos para colgar.

Solo tenemos que coger una hoja de papel, con ella haremos el molde de la hoja que utilizaremos para hacer todas las que queramos. Coge la hoja y ponla sobre el folio o cartón, luego basta con hacer la silueta trazada con un rotulador.

Ahora recorta el molde que hemos preparado y toma los retazos de fieltro. Escoge el color que más te guste teniendo en cuenta si vas a decorar la habitación de tu hijo o bien vas a ubicarlas en otra zona de tu casa.

Traza la hoja en trozos de fieltro, realiza dos hojas iguales por cada hoja completa que vamos a hacer. Recorta las hojas y luego basta con unirlas. Para ello ve cosiendo el contorno del fieltro, deja un trozo sin coser  y rellena con bellón o algo similar.

Por último añade una bellota o una semilla que hayas cogido. Para ello cósela o átala o pégala al fieltro, parecerá una pequeña cabeza… Esta parte es ideal para los niños, con un rotulador dibúja unas caras a las hojas.. unos ojos y una sonrisa.

Si las vas a colocar en otra zona, esta parte puedes ahorrártela. Como ves son muy sencillas de realizar y si quieres puedes hacerlas de diferentes formas y tamaños, tantas como hojas hay. Por último si quieres colgarlas basta con añadirles un trozo de cinta decorativa o cuerda.