Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con estas llamativas cestas para decorar cualquiera de vuestras paredes.

Si os gusta tanto el estilo rústico como a mi, seguro que esta idea te encantará. Tanto si las paredes son amplias, como si tienes unas paredes pequeñas.. el concepto sirve para todos.

Una, dos, tres cestas o más.. tu eliges, también eliges qué quieres introducir dentro de ellas.

cestas

En esta ocasión vemos una amplia pared blanca, perfecta para que el espacio parezca aún mayor.

A esta pared se ha querido dar un aire rústico y diferente… combinando diferentes materiales ha quedado perfecta.

Las cestas se encuentran suspendidas en el aire, gracias al trozo de madera que sirve para colocar cada uno de los enganches.

Si tienes un trozo de madera, puedes tratarlo y colgarlo en la pared. Busca unos ganchos resistentes y listo.

ahora solo tienes que colgar cestas que tengas en casa o que compres! En esta ocasión las cestas han sido pintadas. Como se ve, claramente en la imagen, algunas tienen bandas blancas y otras están completamente pintadas a la mitad.

A veces los complementos de mimbre son un poco más difíciles de pintar.. pero si encuentras una buena técnica para ello, será mucho más sencillo.

En esta ocasión basta con un barreño, donde hayas vertido la pintura blanca. Puedes escoger cualquier otro color.

Después de esto, basta con sumergir la cesta, hasta el lugar que quieras. Sácala y deja que escurra. Luego solo has de ponerla en un lugar donde seque bien y no manche el suelo.

Deja que seque, para poder manipularla tranquilamente. Luego solo tienes que colgarla.. haz cuantos diseños quieras.

Una vez, los acabes puedes utilizarlos además para guardar cosas en ellos.. como toallas, revistas, llaves o lo que necesites.

Es una idea estupenda!

Foto: marthastewart