Hoy en día se conoce como color chocolate a un ligero variante del color marrón. No es que sea totamente marrón aunque a su sola vista, podemos vernos pensando en el marrón; el color chocolate tiene el detalle que parece ligeramente más intenso y ligeramente más añejo. Hoy te contamos cómo aprovechar para decorar un salón color chocolate, porque éste es un color que combinado con otras tonalidades del mismo color, convierte una estancia en algo muy elegante.

En la imagen podemos apreciar un entorno de salón decorado con color chocolate, no hay otro color que no sea el marrón en la tonalidad chocolate y otras tonalidades, algunas se inclinan ligeramente por el beige, y la nota la ponen algunos detalles en blanco como la lámpara y el amarillo intenso en el estampado de los cojines, pero la atmósfera color chocolate, resulta especialmente favorecedora, por cuanto se ve elegante y la uniformidad lejos de verse sobrecargada, se ve muy bien y acogedora.

Este es un juego de tonalidades bien elegido para decorar un salón en color chocolate, por cuanto dichos colores, tienen algunas fabulosas cualidades como son, fáciles de mantener en cuanto al aspecto de limpieza porque son fáciles de limpiar y no se ensucian mucho como ocurre con las tonalidades muy claras. Se combina perfectamente en todas sus tonalidades entre sí pero también es estupendo a la hora de combinarlo con colores como el negro, el amarillo, el celeste y el verde, entre otros.

decorar un salón color chocolate

La decoración en el estilo que sea que se guste, se adapta estupendamente a esta decoración de un salón con color chocolate, y como ya hemos dicho, el entorno se siente acogedor, intimista, algo que todos queremos lograr al decorar el salón, porque es el ambiente donde pasamos tiempo con la familia, donde nos visitan parientes y amigos, y queremos convertirlo en una estancia muy acogedora.