Ya te hemos dado sugerencias y consejos sobre cómo decorar el salón, usando los más hermosos colores, y recordemos que siempre hay más cosas interesantes y que siempre puedes ponerte tan creativa como quieras, para personalizar tu ambiente. Para decorar el salón en azul total, te traemos hoy una estupenda sugerencia, aprovechar el azul como color básico y el blanco como color complementario, recurriendo a sólidos y estampados.

Aunque se podría pensar que fusionar tendencias como los estampados variados, no resulta atractivo pero es todo lo contrario. Combinando dos colores como el blanco y el azul en la decoración del salón usando variedad de estampados entre rayas, flores y otros estilos que se ven encantadores contrastando porque los uniforman los colores elegidos, de azul y blanco sin que la decoración resulte chocante, sino más bien muy atractiva y vivaz.

El azul es uno de los colores más apreciados en la decoración de salones porque se sitúa entre los colores que transmiten sensación de calma y relax, lo que precisamente buscamos en el salón cuando queremos descansar y ver la televisión o bien recibir a los amigos para una charla amena y por qué no tenderte en el sofá y leer tu libro preferido, notarás cuanto contribuye a la sensación de bienestar un color relax como el azul.

El blanco es el color de la pulcritud y nos hace sentir precisamente eso, así que combinados los dos logran la atmósfera perfecta al mismo tiempo que es una decoración moderna, activa y muy favorecedora. Aclaran el entorno por la preeminencia del blanco en los estampados, y es perfecta para un salón pequeño que necesita sentirse acogedor pero no tan limitado de espacio. Así que ahora que vas a pintar y decorar el salón ten en cuenta esta combinación perfecta de estampados y colores blanco y azul.