De cara a un nuevo año, quizá piensas en que el salón bien merece un cambio de apariencia, pero el presupuesto no da para más y piensas que te quedarás con la ilusión. Realmente puedes intentar decorar un salón con tan solo variar los colores. Puedes elegir un color intenso y atractivo entre los llamados colores fríos, como es el celeste.

Quizá no pensaste antes que la decoración del salón en un color como éste, sería tan atractivo como puedes observar en las imágenes. Pero el color celeste es uno de los colores más favorecedores porque tiene muchas cualidades. Es un color que entre más claro se torna más profundo, es decir que sirve bien para hacer visualmente ver mejor las paredes, más anchas o más altas, ideal para los espacios pequeños.

Además decorar el salón con color celeste, te permite que te decidas por un look monocromático para el salón, es decir repetir el celeste en muebles, ornamentos y cortinajes, y claro en las paredes, puedes variar de tonalidades pero igual puedes intentar uniformar todo. Pero también puedes contrastar, es decir usar colores fríos como  el blanco o calientes como el corinto, que siempre se verán bien o el marrón.

decorar un salón azul

En la imagen como puedes observar, el celeste se repite tanto en los elementos decorativos como en las paredes, variando apenas un suave tono de color, si eliges un celeste pastel para decorar el salón no tendrás por qué preocuparte al combinar, porque puedes dejar todo en celeste y siempre se verá muy bien.

Así que es hora de tomar la brocha e intentar la renovación del salón pintando de celeste las paredes, como sabes, esto no implica complicación alguna, porque pintar es accesible en costo sobretodo si lo haces por ti misma, pide ayuda al resto de la familia y entrégate a la labor de renovar el salón.