Cuando tenemos un salón pequeño para decorar, recurrimos a privarnos de algunas cosas como muebles u ornamentos, lo que es cierto que funciona, pero que no es tampoco que sea imperativo. Así que hay que dimensionar, utilizar muebles que en el tamaño nos permitan tener de todo sin quitarnos más espacio del poco que tenemos y claro usar el color, siempre el color a favor.

En respecto del color, ya te hemos comentado la ventaja que tiene para decorar espacios pequeños, el uso del blanco como color de fondo al que podemos agregar detalles coloridos para hacerlo más acogedor. En este caso, el blanco es el color reinante ¡y funciona!

Por otro lado, hay que aprovechar las paredes, de manera de colocar contra las paredes todo el mobiliario y dejar el centro del espacio disponible para moverse, es más fácil moverse en ese sentido que detrás de los muebles y disponer los muebles también resulta ideal en dicha manera.

decorar un apartamento pequeño

Por demás, no hace falta para darle coquetería al entorno, decorar un salón pequeño y empeñarnos en la mesa de centro, por pequeña que sea va a robar espacio y hacer la estancia verse menos amplia, pero si podemos optar por una muy pequeña, como en la imagen. Así que lo que elegiremos es una alfombra colorida.

En este caso, la alfombra contra el color blanco básico de la decoración, debe elegirse de un color vibrante y he aquí el secreto top de los decoradores, disponer de una alfombra que siga la recta del espacio más largo del entorno, si es un recinto más largo que ancho pues eso, una alfombra más larga como en la imagen.

Mientras que si el mismo es más ancho que largo, también en ese sentido. Eso logrará que se vea más amplio y que se sienta más relajado y más atractivo. Sin tener que complicarse mucho es una manera preciosa de decorar.