Decorar una cocina con color verde

Decorar una cocina con color verde, es una bonita elección por cuanto, éste es un color que siempre inspira calma y armonía, además de que suele tener tantas tonalidades que se puede usar en muchas combinaciones para agrandar o achicar visualmente una cocina. Hoy te contamos las ventajas del verde para crear una cocina atractiva y acogedora ¿te gusta el verde? si no te gustaba ahora te va a encantar para tu cocina.

color verde
Fuente: Moose Tracks

Decorar cocina en color verde versátil

El verde es un color muy versátil porque tiene tantas tonalidades que no acabas de aprovecharlo nunca. Hay tonos muy claros como el verde menta, y tonos oscuros como el verde espinaca y tonos vibrantes e intensos como el verde limón o el verde flúor. Para decorar una cocina con color verde, debes pensar si elegirás los muebles o las paredes en verde. Usualmente es mejor usar el verde en las paredes, para aplicar los tonos que más nos gusten y porque el mobiliario luego no se adapta tanto si queremos cambiar el color de las paredes.

Ventajas de color verde para las cocinas

Puedes usar mobiliario en color natural de la madera, en colores básicos como el blanco, o colores que combinan bien con el verde como el amarillo o el gris, aún el marrón. Si te decides por pintar las paredes en color verde, toma en cuenta el tamaño de la cocina, si es pequeña elige un tono claro para que ayude a hacer ver más espaciosa la misma. Mientras que si es muy grande pues usas en tono oscuro que la hace ver más acogedora.

Hay cualidades que se reconocen hoy en día a los colores, esto se denomina psicología del color y es que los mismos tienen un efecto en nuestro ánimo. Por ello hay que tener en cuenta las cualidades del color verde en la decoración, para utilizarlo con éxito. El color verde es el color de la armonía, el equilibrio, el descanso, la restauración, la confianza y la paz entre sus cualidades positivas.

Puedes pintar las paredes en verde y buscar un tono aún más claro que en de las mismas para usarlo en el techo. Apuesta por el verde para todas las paredes y deja el contraste para el mobiliario. La cocina se verá más favorecida.