Las lámparas de papel ya han pasado de ser simples farolillos decorativos para las fiestas de diversa temática, a ser lámpara que podemos utilizar durante todo el año como parte de la decoración habitual de casa. Son muy decorativas y tienen la ventaja de ser muy asequibles y altamente personalizables ya que les podemos poner lo que queramos, cualquier complementos que nos apetezca.

Los materiales que vamos a necesitar para hacer nuestra lámpara de papel son:

– 1 lámpara de papel

– cintas de todo tipo, formas y colores (libertad de elección)

– pegamento

– tijers

Proceso:

Partimos con la ventaja de que hemos comprado la lámpara ya hecha así que ahora sólo tendremos que decorarla. Cogemos las diferentes cintas que hemos comprado y las vamos pegando en todo el contorno de la lámpara, observando donde queda cada una para después ir colocando las demás.

En vez de ir colocadas de forma simétrica las colocamos de forma aleatoria, pero observando que no se junten demasiado en una zona y estén muy separadas en otra, es decir, que haya un cierto equilibrio dentro de esa asimetría.

Luego dejamos secar el pegamento durante un tiempo y cuando esté completamente seco ya podremos volver a colocar la lámpara o colgarla por primera vez si es nueva. Al ser de papel son más perecederas que otras que podamos tener en casa pero podemos renovarla en cualquier momento haciendo otra y volviendo a repetir el proceso que hemos hecho.

Vía: imujer

Compartir