Aprender técnicas para restaurar muebles estropeados o antiguos es bastante práctico; de esta manera ahorramos “dinerito” y realizamos algo a nuestro gusto personal.


La técnica de tapizar con tela no es nueva, pero sí muy vistosa. Hoy me gustaría presentaros una idea de Bien-Simple sobre cómo restaurar una cómoda o cajonera en tan solo 5 pasos, eso sí siempre podéis cambiar los colores y telas a vuestro gusto.


Los materiales necesarios serán:

  1. Una pequeña cómoda o cajonera, pero podemos restaurar la que deseemos.
  2. Pinturas acrílicas, en este caso roja y lila pero podemos utilizar las que queramos.
  3. Un pincel plano, en este caso se ha utilizado uno del Nº 8
  4. Telas con estampados de colores, preferiblemente de algodón ya que se adhieren mejor con la cola quedando, además, impermeabilizadas.
  5. Entretela termoadhesiva
  6. Una plancha
  7. Cola vinílica

¿Todo listo? Para comenzar debemos observar en qué condiciones se encuentra la cajonera, si hace falta lijarla, limpiarla… etc. Una vez lista el paso número uno es tomar la pintura acrílica, en este caso la roja y procedemos a pintar toda la cajonera – por dentro y por fuera – Pinta también los cajones exceptuando el frente de los mismos. Dejar secar.


Mientras tanto seguimos con el paso número dos; cogeremos la entretela y, con ayuda de la plancha, la pegamos a las telas.


En el paso número tres marcaremos la medida del frente de los cajones, los laterales de la cómoda y la parte superior de la misma en las diferentes telas. Atended a las medidas que tomamos para que nuestro resultado quede bonito.


Paso número cuatro, tomamos la cola vinílica y procedemos a tapizar con la tela ya cortada. En la foto se ha tapizado los laterales y parte superior de la cómoda; por otro lado todos los frentes de los distintos cajones. Las telas han sido escogidas con colores alegres y llamativos, el truco está en escoger telas diferentes para dar un toque moderno al mueble.


El último  paso es pintar con la pintura de color lila los tiradores y las patas de la cajonera. Si están sueltos pegar los mismos con la cola vinílica al mueble.


Como veis es sencillo restaurar un viejo mueble de forma rápida y divertida con un resultado muy decorativo para ubicarla en la habitación de los niños en tan  solo cinco pasos. ¿Os atrevéis?