A veces solo contamos con un gran espacio para armar el dormitorio, y la falta de divisiones nos puede resultar negativo a la hora de decorar, ya nos vemos con un espacio interminable en donde no vemos cómo zonificar cada área. Ahora te contamos la ventaja de dividir un dormitorio con una librera, para darle un aspecto más ordenado de lo que parecería con solo decorar sin tener división alguna.

Necesitamos la división, nos encanta dividir, queremos las cosas en su lugar y queremos espacios definidos para todos. Dividimos siempre, en nuestra vida y por qué no en nuestro dormitorio. Con esta decoración de dormitorio que aprovecha dividir el dormitorio con una librera, podemos partir en dos la estancia creando el dormitorio propiamente dicho y una antesala que puede ser un área de estudio o simplemente mobiliario para tenderse a leer o recibir a alguien. Es una forma tan rápida y fácil de lograr zonificar.

Solo tienes que hacerte de una librera de dimensiones de ancho igual a la cama, así pueda ocultar la cama de la vista desde la otra área. Esto es particularmente importante, porque queremos muchas veces nuestra privacidad pero tenemos espacio que sobra y que podríamos usar en alguna manera, así que atentas al tema que ahora con esta idea podrán dividir el dormitorio con una librera y crear dos ambientes en uno ¿no es estupendo? y lo mejor es que es un básico de la decoración de siempre.

Podemos aprovechar las paredes para agregar un toque especial a cada espacio, especialmente al espacio que ha quedado para recibir o para estudiar. Y ésta se adapta bien a cualquier entorno que tenga estas condiciones de gran tamaño y sin divisiones, ideal para quienes viven solos y se ven con un pequeño departamentito que no tiene casi división alguna.