¿Quieres un centro de mesa rústico? hoy te dejo una idea de lo más primaveral, para dar la bienvenida al calor. Es muy fácil de hacer y se puede llevar a cabo con restos de cuerda que tengamos en casa. Si quieres hacer este centro, solo tienes que reunir algunos elementos como los que te propongo.

Una cuerda, en este caso es bien gruesa.. aunque la puedes buscar de otro tamaño o bien de otros colores.. la verdad es que no quedaría nada mal, tapizada con tiras de cuero o con alguna bonita cinta (perfecto para fiestas) Es una idea, si te ha sobrado cuerda de estilo rústico, utilizarla para bonitos complementos como estos.

La cuerda la enrollaremos a lo largo de un envase; el recipiente puede ser de plástico o de vidrio y de la forma que quieras. Quizás puedas utilizar un viejo jarrón que tengas guardado, un vaso, una lata o incluso una botella de refresco cortada.. Son muchas posibilidades las que se tienen, a la hora de escoger un recipiente.

mesa

El que vemos hoy es un vaso de vidrio, de boca ancha (de esta forma se puede llenar con un bonito ramo de flores) Cuando tengas el envase, toma un trozo de cuerda y ve enrollándolo sobre sí mismo, hasta obtener un círculo de igual medida que la del recipiente. Para pegar utiliza cola o silicona.

La cola de carpintero o silicona la utilizaremos para fijar la cuerda al vaso y el círculo hecho. Como ves solo hay que ir enrollando de abajo hacia arriba, hasta la medida que creas oportuna y listo. Luego corta la cuerda y puedes añadir un adorno para que no se vea el corte o quizás tapar los remates con una bonita cinta, aunque en la fotografía no se ve, queda muy bien.

Por último agrega las flores que más te gusten, pueden ser de temporada ahora que estamos en primavera. Esto es solo una idea para reciclar un poco de cuerda y algún envase que tengas en casa ¿Te animas?

foto: ruffledblog