El centro de mesa, que hoy os propongo, es ideal para tus ambientes más románticos. Es muy fácil de hacer y los resultados no pueden ser más llamativos. Este centro de mesa se convierte en el complemento perfecto para ambientes de boda, celebraciones variadas, para una cena especial o para el Día de San Valentín.

Las bolas blancas están hechas a partir de bonitos hilos de color blanco (los colores pueden ser los que quieras) En este caso el color blanco destaca muchísimo con la ayuda de las velas y las flores de un color tan vibrante. Estas bolas las puedes hacer con ayuda de un globo, hinchado al tamaño que quieras.

Luego introduce la lana dentro de un barreño donde, previamente debes añadir cola de carpintero y un poco de agua. Después envuelve todo el globo hinchado, con la lana; da vueltas con o sin sentido (en este caso se ve una maraña de hilo, perfecta para poder pinchas las flores en ellas) Cuando tengas la lana enrollada sobre el globo, deja que seque bien para poder añadir otra capa.
centro

Por último, con cuidado pincha el globo y elimina los restos que queden. Como ves las cuerdas han tomado la forma de esfera que esperamos y, además, se encuentran duros. De esta forma cada esfera es ciertamente resistente para poder decorar todo lo que quieras, como en este caso mesas.

Puedes hacer una o varias esferas, de igual o de diferente tamaño. Luego ponlas haciendo un bonito conjunto, similar al que vemos en la imagen.  También puedes jugar con las flores, rosas, claveles o las que más te gusten.. solo hay que introducir parte del tallo, entre los hilos. Por alrededor puedes poner más flores o bien añadir algunas velas aromatizadas.

Como ves es bastante fácil de hacer, este centro de mesa; da un toque muy romántico a cualquier espacio donde se coloque. Si te animas ¡cuéntanos! Un saludo a todos nuestros lectores y ¡ gracias por leernos!

foto: elnovato