¿Quieres un lugar bien aromatizado? Hoy te propongo este impresionante centro de mesa, hecho con flores en piel de naranja. Como lo escuchas, este cítrico tiene mucho que decir.. además de comerlo, añadirlo a platos estupendos o exquisitos postres, también se convierte en un artículo estupendo para decorar.

Basta con utilizar la cáscara o la piel de la naranja.. así que si vas a comer una, ya sabes solo tienes que desprender la piel de una forma especial y así obtendrás bellas flores. Como ves, aquí abajo os dejo los pasos que hay que hacer, para realizar las flores. Estos pasos son bastante fácil.

Primero coge tantas naranjas, como flores quieras hacer (la pulpa o carne la puedes comer tal cual o bien añadirla a algún postre) Con un cuchillo que corte bien, comienza cortando de forma tal que la piel caiga en una sola tira (sin que llegue a romperse) Gira la muñeca para que la piel vaya saliendo en una capa circular.

flores

Luego solo tienes que enrollar al piel de naranja, sobre sí misma. Puedes hacer cuantas flores quieras, en el paso cinco las vemos de diferentes formas, en diferentes tamaños y colores. Es una idea realizar algunos cortes, al final, para que parezcan hojas de rosa y simularlas perfectamente.

Puedes añadir unas gotas de pegamento, en algunos tramos de la piel, así quedarán bien fijas y no se desarman. A la hora de decorar, basta con un recipiente bonito. En este caso vemos un vaso, de vidrio transparente. Dentro se han colocado diferentes flores, hechas de piel de naranja, además para dar un toque más natural han colocado algunas hojas.

Rellena frascos que te gusten con estas rosas improvisadas y añade algunas semillas de colores u hojas para adornar. Puedes poner algunos vasos como estos en una estantería, sobre la mesa como un bello centro o en tus rincones favoritos, así además de decorar también estarás perfumando los mismos.

foto: topdreamer