Cuando cambia la temporada deberemos tomarnos el tiempo necesario para reorganizar el placard quitando lo que no vamos a usar y colocando las prendas apropiadas para la temporada Es muy importante que sepamos dónde almacenar la ropa de la temporada anterior, hoy nos referiremos a ese tema.

Consejos para que no se arruine tu ropa

ropa de temporada
Fuente: Geronimo de Francesco

En el momento de guardarla deberemos tomar ciertas precauciones para que la ropa no se arruine y se mantenga en las mejores condiciones posible. Lo ideal es que con cada cambio de temporada guardemos las prendas que ya no usaremos, así evitaremos que se estropee inútilmente En el momento del guardado se tiene que acondicionar y guardar de tal forma que cuando la vayamos a usar, dentro de unos meses, esté en perfecto estado.

Siempre debes dejar a mano alguna prenda de abrigo y algún calzado que sea cerrado durante el verano y alguna camiseta de manga corta en el invierno porque los cambios de temperatura nos pueden llegar a sorprender.

Antes de comenzar a guardar todo debes tomarte el tiempo para lavar todo. Se lo contrario algunos olores podrán atraer a polillas o provocar que con el paso de las semanas se vayan manchando las prendas.

Momento ideal para realizar una selecciona

ropa de temporada
Fuente: Rio de Paz News

Este será el momento ideal para que puedas realizar una selección de prendas, elige lo que vas a regalar o donar y lo que vas a conservar. Piensa que hay muchas instituciones que agradecerán tu donativo, otra opción, si prefieres, es regalar las prendas a alguna amiga o a alguien de la familia.

Comenzar con el guardado

Cuando ya hayas hecho la selección será la hora de comenzar con el guardado, una excelente idea es hacerlo por categorías así podrás ahorrar un buen espacio y un buen tiempo cuando tengas que volver a sacar las prendas. Recuerda colocar cada tipo de prenda en los contenedores apropiados, no es lo mismo guardar una camiseta que un suéter de lana o unos zapatos. Los recipientes ideales son las cajas de plástico. Si tienes la posibilidad de adquirir las que tienen ruedas mucho mejor. Algunos modelos son los ideales para guardar debajo de la cama. Otra alternativa es guardar las prendas en bolsas herméticas.

Las cajas confeccionadas en cartón son más económicas, pero tienen la desventaja de poder absorber humedad, ademas (al apilarlas) son menos resistentes. Algunas personas prefieren guardar la ropa que no usan en valijas.

Las fundas herméticas son la mejor opción para cuando tengas que guardar acolchados o colchas. En este tipo de bolsa se realiza un vacío de aire, ademas ayudan a ocupar mucho menos espacio, estar siempre ordenadas y ser visibles. Por estar cerradas de manera hermética evita la entrada de suciedad, humedad y algún bichito o insecto.

Cómo guardar el calzado

ropa de temporada
Fuente: Srgpicker

La manera de guardar los zapatos merece un capítulo aparte. Es imprescindible que antes de guardarlos los limpies o laves y los lustres. Para evitar que se deformen deberás rellenarlos con papel de diario y guardarlos en cada caja. Si no conservaste las cajas en los que venían podrás guardarlos en una caja de plástico.

Almacenar accesorios

Algunos complementos o accesorios como guantes, gorros, medias gruesas, pañuelos y bufandas deberán ser guardados al terminar el invierno. Para ello podrás valerte de pequeñas cajas. Si se trata de algún complemento que usas frecuentemente podrás dejarlos afuera, colgado en algún gancho dentro del placard. En algunos casos se pueden volver elementos decorativos muy interesantes.

Otras pautas para tener en cuenta a la hora de almacenar las prendas

almacenar la ropa
Fuente: Casa Fora

Es muy importante que etiquetes las cajas y las bolsas que guardaste, detallando lo que se almacenó en cada lugar. Si tenes un armario o ropero bien grande destina un espacio para guardar las cajas o bolsas en ese lugar.

No es necesario que las prendas sean planchadas antes de guardarse, algunos consideran que así se podría incentivar la fijación de suciedad invisible en los dobleces.

Antes de colocar las cajas o bolsas el lugar en dónde vayan a ser colocadas debe estar bien limpio, libre de humedad. Puedes colocar lavanda, tomillo y menta o bolitas de alcanfor o naftalina para mantener a las polillas alejadas de tu prenda.

Las camisas y camperas deberán ser guardadas con los cierres y los botones bien cerrados, así evitarás que se deformen. Si vas a guardar la ropa colgada elige perchas de madera o acolchonadas. Las de alambre delgado se deforman y también se pueden llegar a oxidar, perjudicando y manchando las prendas.

Esperamos que estos consejos para almacenar la ropa de temporada te hayan sido de utilidad. Es muy importante que nos tomemos el tiempo necesario para realizar estos cambios, así nos garantizaremos que las prendas sean conservadas en perfectas condiciones, ademas conseguirás un rápido y fácil acceso a las prendas de la temporada actual dentro del armario.