Ahora que el tumulto de los días de fiesta parece haber pasado, volvemos a la rutina y al orden de los días cotidianos. Y precisamente ordenar nuestra casa es una buena tarea para aterrizar en la normalidad y retomar nuestra vida diaria. Necesitamos trucos de orden y almacenaje como este que te damos a continuación. Te explicamos 5 maneras diferentes, prácticas y geniales de utilizar tu carrito con ruedas de Ikea.

Fuente: Michaels Blog The Glue String

Su nombre es Raskog y cuesta 39,99 euros en la megatienda sueca que tantas alegrías nos depara en materia de decoración y equipamiento para la casa. Puede que al principio te parezca un carrito con ruedas sin más. Sin embargo, pronto verás que nos abre todo un mundo de posibilidades a la hora de usarlo y de decorar con él nuestros espacios.

No se trata de descubrir la pólvora. Todos sabemos que un carrito con ruedas puede servir para muchas cosas. De hecho, por algo se les conoce con el nombre de carritos multiusos. Lo que queremos es poner de manifiesto lo sencillo, práctico, efectivo y al mismo tiempo decorativo que puede ser utilizar uno de estos carritos en tu casa.

Orden en toda la casa con un carrito con ruedas

Fuente: Michaels Blog The Glue String

No vale decir que eres un desastre, ni que tienes tu propia manera de ordenar, ni que es superior a tus fuerzas, ni que te gusta vivir en el caos. El orden en casa es fundamental. Para conseguirlo y mantenerlo hacen falta, además de actitud y voluntad, ciertas herramientas, recursos y accesorios que nos ayuden a tener las miles de cosas que necesitamos cada día ordenadas y a punto.

También te puede interesar:  5 armarios de esquina que solucionarán tu problema de espacio

Y ahí es cuando entran en juego piezas como un carrito con ruedas. Junto a muebles, cajas, cajones con compartimentos, perchas y demás complementos, se convertirá en tu aliado para ayudarte a lograr que tu casa esté recogida siempre (o casi siempre).

Lo sorprendente de utilizar un carrito con ruedas como Raskog es su gran versatilidad. Su tamaño es reducido, por lo que cabe en cualquier rincón. Y al llevar ruedas es fácil de trasladar de un lugar a otro.

Puedes ponerlo en la cocina, en el salón, el recibidor, el dormitorio, el estudio, etc. Hay un sinfín de maneras de utilizarlo y hoy te vamos a mostrar con imágenes algunas de ellas.

Un plus de almacenaje para la cocina

Fuente: Michaels Blog The Glue String

A quien no le ha pasado alguna vez (o muchas) que la cocina se le queda pequeña. Nunca parece tener suficientes armarios, cajones o espacios para guardar todo lo que nos hace falta cuando nos ponemos frente a los fogones.

Otras veces el problema es que no conseguimos tener las cosas a mano. Y es que en la cocina, hay ciertos utensilios y cosas que han de estar accesibles, ya que eso facilita mucho las tareas culinarias.

Pues bien, con un carrito con ruedas como Raskog se acabaron tus problemas. Puedes poner en él los condimentos que más usas, así como los accesorios que necesitas continuamente: cucharones, aceiteras, condimentos, especias, etc.

Como es fácil de mover de un lado a otro, será tu pinche de cocina ideal, ¿no crees? Además lo tienes disponible en varios colores para que combine con el mobiliario de tu cocina: blanco, negro, beige o marrón.

También te puede interesar:  Haz tú mismo una estantería DIY en blanco y latón y decora tu casa

Para organizar las cosas del café

Fuente: Michaels Blog The Glue String

Este uso es perfecto para una pequeña oficina o un lugar de trabajo. Puedes colocar en tu carrito Raskog todas las cosas que necesitas para tomar café. Las tazas y platos, el azucarero, la jarrita de la leche, las servilletas, etc. Una idea estupenda para tener todo a mano y poder servir un café sin complicaciones.

Un pequeño jardín móvil para la terraza

Fuente: Michaels Blog The Glue String

Si lo llenas de plantas, convertirás tu carrito con ruedas en un jardín móvil perfecto para poner un toque verde en la terraza, por ejemplo. Y, además, gracias a sus ruedas, podrás trasladarlo hasta el grifo para poder regar las macetas cómodamente.

Una mesilla de noche muy práctica

Fuente: Michaels Blog The Glue String

Este es uno de los usos que más me han gustado de todos los que puedes darle a tu carrito con ruedas Raskog. No solo se puede convertir en una mesilla de noche muy decorativa y especial.

También resulta muy práctica gracias a las bandejas y compartimentos que lleva, en los que podrás dejar todas las cosas que necesitas, desde el despertador hasta el libro que estás leyendo.

Orden en el cuarto de baño

Fuente: Michaels Blog The Glue String

Igual que el carrito con ruedas es muy práctico en la cocina, también puede serlo en el cuarto de baño. En especial si no cuentas con armarios o estanterías para poner tus cosas.

Podrás colocar en las diferentes baldas del carrito multiusos todas tus cremas, tus cosas de maquillaje, los cepillos, el secador del pelo, etc. Todas esas cosas que necesitas tener a mano para el aseo diario.

Otros usos adicionales

Fuente: Ikea

Además de los cinco usos que te hemos contado, tú puedes utilizar tu carrito con ruedas para otras muchas cosas, o en otros espacios diferentes. ¿Qué tal si lo usas en el salón como mueble bar? O puedes ponerlo en el recibidor para dejar las llaves, el bolso, el móvil, etc.

También te puede interesar:  5 objetos imprescindibles para ordenar un espacio

Se trata de buscar la forma más adecuada (para cada uno y en cada caso) de utilizar muebles, complementos y accesorios que nos ayuden a conseguir esa situación ideal de orden perfecto que tanto cuesta hacer realidad.

¿Y tú? ¿Para qué usarías un carrito con ruedas?