Hoy os presento este dormitorio decorado en color fucsia; como es una tonalidad bastante vibrante, lo mejor es combinarla con un color neutro o claro, en este caso el blanco. Creo que ha quedado un rincón bastante coqueto, que se puede realizar en casa sin gran coste.

Es cierto que me gusta la parte que toca la naturaleza, como la escultura del ciervo.. pero ya no me gusta tanto las cabezas de ciervo que vemos a ambos lados de la pared… esto es cuestión de gustos… aunque, evidentemente, las cabezas no son reales (sirven como pequeños ganchos para colgar batas, toallas, abrigos o lo que necesites)

Este dormitorio, aunque no veamos la cama, está decorado todo en una alegre combinación de fucsia y blanco. Si te gustan estos colores, pero no sabes cómo aplicarlos en tu decoración.. hoy te propongo este ejemplo. Es cierto que, en ocasiones, da … algo de reparo utilizar tonalidades fuertes o vibrantes para decorar.

dormitorio color fucsia

Es normal, si no queda bien.. puede desgraciar todo el resultado. Primero has de tener en cuenta el espacio del que dispones, pues si es pequeño.. quizás colores tan fuertes hacen que se vea aún más pequeño. Para ello hay un remedio, no pintar todas las paredes.

Aquí vemos un pequeño rincón donde solo una pared está pintada de fucsia.. a la que acompaña una alfombra, sobre el suelo,  de pelo y mullida compartiendo color. El armario blanco, es adornado con algunas bonitas molduras.. dando un aire majestuoso.

Como ves el mueble también está decorado, en su interior, con patrones que combinan ambos colores de los que hablamos. Si tienes un armario, prueba a forrar el interior con papel pintado o un material similar, también puedes pintarlo de este color.. verás qué bien queda.

El puf escogido, para dar un toque confortable al espacio y junto a la ventana, también tiene un bonito dibujo den color blanco y fucsia. El resto de muebles son blancos, con algunos toques fucsias en textiles tal como cojines o ropa de cama. Como ves es fácil decorar en color fucsia.. no hace falta que satures los espacios, comienza por añadir algún que otro complemento y verás qué cambio.

foto: asapela