Las cocinas de nuestro hogar son un espacio en el que un buen número de ‘actores’ entran en juego a la hora de disparar el gasto familiar. Vitrocerámicas, hornos o frigoríficos consumen un pico de energía considerable y, asimismo, los grifos y lavavajillas pueden hacer que el gasto en agua repunte en exceso.

Atesorar el agua

Además de por razones puramente económicas, controlar el gasto en agua de la cocina es esencial desde el punto de vista de la sostenibilidad. Las ventajas que nos proporciona la domótica nos ayudan a racionalizar el consumo de manera exponencial.

Por ejemplo, empresas del sector como Vendomótica disponen de diferentes herramientas como válvulas de zona a esfera de gran caudal y otros mecanismos para el control del agua que se consume en la vivienda.

El gasto en agua de un piso medio en España se sitúa, aproximadamente, en los 17 euros mensuales, siempre teniendo en cuenta los datos que maneja la asociación de consumidores FACUA. En este sentido, la simple regulación y racionalización del gasto mediante sistemas domóticos de control de caudal puede ayudar a que este gasto se reduzca significativamente.

Desde la Asociación Española de Domótica se calcula que la utilización de los denominados grifos inteligentes reduce hasta la cuarta parte el gasto en agua, sobre todo eliminando la posibilidad del goteo en las instalaciones y grifos de las cocinas por un cierre deficiente.

En el caso de los grifos que incorporan sensores con infrarrojos, la reducción del gasto puede ser de entre el 50 y el 85%, de acuerdo con los estudios realizados hasta la fecha. Sin embargo, este tipo de instalaciones son más adecuadas para su empleo en cuartos de baño que en cocinas propiamente dichas.

el ahorro de la domótica para cocinas

Control pleno de la energía

De mano, sólo el frigorífico, la vitrocerámica y el horno microondas ya se llevan el 30% del consumo eléctrico de una casa. Casi la tercera parte del gasto en energía en sólo tres electrodomésticos de uso diario. La nevera, en este sentido, es el equipo que más consume en el hogar.

La secuenciación en la puesta en marcha de equipos o el control de encendidos y apagados o picos de consumo, incluso a distancia, aporta no sólo unas posibilidades enormes de reducción de los gastos de energía sino que, además, nos aporta una gran seguridad en términos de garantías a la hora de evitar percances en casa (incendios, por poner un ejemplo).

– POST OFRECIDO POR Vendomótica –