Los centros de mesa pueden ser considerados como uno de los elementos decorativos más importantes en una celebración donde los comensales se reúnan alrededor de una mesa. En bodas, bautizos, comuniones, Navidad… y otras fiestas similares, los centros de mesa cobran gran importancia.

Ellos se encargan de vestir una mesa cambiando radicalmente su estilo y decoración. Pero no todos los centros de mesa son apropiados para todo momento. En este artículo te contaremos sus secretos y la forma apropiada de usarlos.

El menú que vayas a servir en un evento determinado dependerá de los invitados, la hora y la época del año en que te encuentres, pero la comida no será lo único que debes planificar, también deberás prestarle atención a la decoración de la mesa.

Centros de mesa
Fuente: Rodrigo Miguel

Se tiene que poner cuidado a la correcta ubicación de los elementos decorativos que permitirán que la mesa luzca diferente. Elige correctamente los cubiertos, vajilla, cristalería. Sin lugar a dudas uno de los elementos decorativos más importantes son los centros de mesa. Pueden ser creados en base a frutas, flores, hojas, ramas y diferentes alternativas más.

Eso sí, existen ciertas limitaciones que deberemos tener en cuenta a la hora de colocarlos pues no podemos olvidarnos de que el objetivo es la comodidad de los comensales a la hora de hablar y comer, y que el centro de mesa es un elemento decorativo que no debe de entorpecer esta función.

Tamaño del centro de mesa

Es muy importante no caer en el error de colocar un centro de mesa que sea desproporcionado con la mesa. El exceso puede ser tanto de ancho como de alto. Si es más ancho de los apropiado podrá ocupar más espacio en la mesa, lo que impedirá que los invitados estén cómodos comiendo. Si los elementos que lo componen son muy altos creará barreras entre las personas sentadas a la mesa, generando que algunos queden aislados.

Para conseguir un bonito estilo deberán guardar cierta proporcionalidad con el tamaño de la mesa que se vaya a decorar. Tendrán que adaptarse al espacio disponible para ellos sin que molesten a los comensales y sin que impidan que los invitados puedan tener los servicios básicos. Pensemos que deben convertirse en un adorno y no en una molestia.

centro de mesa con ramas

Elementos de los centros de mesa

Una de las alternativas más recomendadas es crearlos en base a elementos naturales, como frutas frescas, flores, ramas, hojas. Lo importante al elegir los elementos es que no desprendan aroma. Piensa que si tienen un olor intenso o especial podrá molestar a los invitados, ademas perjudicarán la posibilidad de disfrutar la comida en plenitud.

Si tienes dudas al respecto un clásico es el uso de frutos o elementos secos que no desprenderán ningún tipo de olor y podrán soportar los diferentes tipos de climas sin alterarse en lo más mínimo.
Un artículo más en el que nos referiremos a los secretos de los centros de masa, la correcta forma de usarlos para sacarles el mayor provecho posible. Aprovechamos para invitarte a leer el artículo anterior en el que tocamos el tema.

centro de mesa

Forma de los centros de mesa

No existe una forma única de los centros de mesa, su forma puede estar librada a nuestra creatividad y gustos. Los modelos más clásicos suelen ser confeccionados guardando cierta relación con la forma de la mesa, pero no siempre tiene que ser así. Por lo general en las mesas redondas se suelen colocar centros de mesas redondos y en las cuadradas centros de mesa con forma cuadrada y, obviamente, en las mesas rectangulares centros rectangulares.

Centros de mesa
Fuente: Steve McGragor

Cantidad de centros de mesa

La cantidad de centros de mesas que vayamos a colocar deberá ser proporcional al tamaño de la mesa y al tamaño de cada uno de los centros de mesa. En ocasiones quedará mucho mejor uno solo de mayor tamaño y en otras ocasiones es preferible usar una cantidad mayor pero de tamaño pequeño que se colocarán a lo largo de la mesa.

centros de mesa con flores rojas

Combinación de los centros de mesa

Los centros de mesas tienen que acompañar y complementar el resto de la decoración, deben combinar con la mantelería, vajilla, cubiertos y, en el caso de que exista, con la temática general del evento.

centro de mesa con uvas

Piensa que su función es netamente decorativa, si vas a confeccionarlos tu mismo tómalos como pequeñas obras de arte que tendrás que crear. Y evita esa fea costumbre que tienen algunos invitados de desarmar los centro de mesas para quitar las flores.