El cabecero capitoné el toque vintage del dormitorio

Dentro de los detalles vintage que tanto gustan para la decoración, el cabecero capitoné es todo un acierto. Una técnica de acolchado que va y viene dentro de la decoración cada época. En los últimos relegado un tanto al olvido, se vuelve a posicionar dentro de las tendencias. Especialmente por su aspecto elegante que se agrega a cualquier decoración. Si estás pensando en comprar un cabecero ¿por qué no un cabecero capitoné?

El capitoné la técnica para los más atractivos cabeceros

cabecero con tecnica capitone

Seguro que en muchas ocasiones has podido admirar mobiliario realizado con la técnica de capitoné. Son muy atractivos y vuelven a estar muy de moda. Sobre todo por ser un elemento que añades a tu decoración para engalanarla aún más. La técnica se utiliza en sillas, sofás y otros mobiliarios domésticos. Aunque suele ser muy asociado a los estilos más clásicos y ostentosos, y lo vemos por ello, en ambientes de trabajo.

Esta técnica consiste en realizar un jalonado sobre la tela y la espuma en forma de rombos. Para luego asegurar la tela con botones. Su origen se remonta al 1800 en Inglaterra, con el diseño de un sofá denominado Chesterfield. Lo que se dice, un sofá con todos los detalles para ser ideal. Pues fue fabricado en cuero, con un reposabrazos. Ahora podemos encontrar esta técnica en variedad de mobiliario, entre ellos los cabeceros. Y en distintos materiales.

Son muebles que a simple vista son muy elegantes y resultan muy cómodos. Su inspiración inglesa los hace aún más atractivos. Y se añaden, como hemos dicho antes, estupendamente en la decoración de un salón o un dormitorio. Es tal su popularidad, que hoy encontramos mobiliario infantil en capitoné. Coquetos muebles como butacas y sofás para los pequeños de casa en esta técnica. Sin duda tan hermosos y confortables como los muebles “grandes”.

Cabeceros de capitoné

cabeceros capitone

Si te atraen los muebles en capitoné, que se ven tan elegantes. Quizá te gustaría asumir la tendencia actual de tener un cabecero. Una forma de agregar a la decoración, un detalle vintage que resulta muy atractivo. Aunque debido a su antigüedad pudiera pensarse en algo no duradero. Los muebles en capitoné resisten las tendencias. Y si deseas presumir de ellos se verán espléndidos y actuales siempre.

En el dormitorio siempre viene bien tener un cabecero. Aunque es cierto que la modernidad lo ha excluido por algunas temporadas. A quien le gusta disfrutar de este agregado utilitario y decorativo, le encantará un cabecero capitoné. Porque engalanan el dormitorio y hay muchas opciones donde elegir. Desde cabeceros pequeños o muy altos. Todos se ven estupendos. Basta con elegirlos ya sea en el color del resto de la tapicería. Y si apetece, también en colores que contrasten.

Si el estilo de tu dormitorio es clásico, un cabecero capitoné se agrega a la perfección. Si lo tuyo es lo glam, el capitoné también funciona en un cabecero alto que cubra en parte la pared. Esto es un toque decorativo muy atractivo y visual. Lo mismo si lo que te provocan, son los detalles vintage, debes tener sí o sí, un cabecero capitoné. Y desde luego, los que disfrutan de entornos románticos disfrutarán ese cabecero tan lleno de elegancia.

Cuidar tu cabecero capitoné

dormitorio con cabecero capitone

Siendo un cabecero más elaborado y que siempre debe lucir perfecto hay que cuidarlo a tiempo. Esto significa que se pueden deteriorar los detalles decorativos y los mismos deben solucionarse de inmediato. Debes limpiarlo cada tanto y una vez al mes hacer una limpieza profunda con aspiradora. El cuidado debe centrarse en el tipo de tela de tu cabecero capitoné. Si es de tela sin duda debe cuidarse más del polvo. Si es de cuero habrá que abrillantar cada tanto.

Hay que revisar periódicamente la sujeción de los detalles. Con pequeños cuidados durará mucho tiempo en la mejor forma. Aunque de origen inglés, el tapizado capitoné solía considerarse una tendencia francesa. Hoy es una popular tendencia para el dormitorio. A donde vuelve con paso firme el uso de cabeceros. El modo más moderno relegó durante mucho tiempo este tipo de mobiliario. Pero que si nos gusta podemos disfrutar ahora.

Por su uso, los cabeceros en capitoné suelen ser de lino o algodón. Telas muy atractivas y adecuadas para muchos climas. Desde luego, son más fáciles de limpiar que otras. El capitoné también puede agregarse al dormitorio con un taburete o una otomana. Estos últimos han sido muebles muy populares durante largo tiempo. Y que siempre han recurrido a la técnica del capitoné. De allí su elegancia y la popularidad a la hora de decorar espacios.

decorar con cabecero capitone

¿pensando en renovar el dormitorio? ¿agregar un coqueto detalle vintage? A que un cabecero capitoné es el agregado ideal. Supone una forma de darle un toque de elegancia total a tu espacio personal. Y el capitoné resiste el paso del tiempo, pues siempre luce actual.

 

Imágenes: Unsplash