En este artículo te daremos algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de elegir tapizados, puntualmente nos referiremos a la manera correcta de elegir las telas. Aprovechamos para invitarte a leer los artículos anteriores sobre el tema.

Uno de los puntos claves es elegir correctamente la tela base. Piensa en los ambientes que se usará y que muebles la acompañará. Los expertos aconsejan usar una tela base de un tono liso, podrás combinarla con otras piezas de diferentes estampados y colores.

Elegir tapizado
Fuente: Ana

Elige correctamente el color. Al ingresar a un ambiente la primera sensación que recibimos, y con la que solemos quedarnos, es el color predominante. La combinación de telas en azul con blanco nos generan un efecto fresco, relajante y limpio. Gracias a los colores amarillos y cremas se crean ambientes luminosos y alegres. Los crudos y tostados, especialmente si se trata de tejido como arpillera son ideales para ser usados en los ambientes que quieran lucir naturales.

Si quieres conseguir estancias que luzcan ordenadas, serenas, equilibradas deberás elegir cuidadosamente las telas y los tonos. Anteriormente te recordamos que los expertos aconsejan usar un tono base que sea liso, pero si quieres elegir algún estampado intenta que sea pequeño y discreto, como algún escoces o flores tipo liberty.

En el momento de optar por una textura (tipo de tejido) anímate a jugar con las diferentes alternativas que se nos ofrece en el mercado.

Para conseguir que un espacio grande se vea más acogedor podrás conseguir buenos resultados con cortinas, eligiendo un tejido que sea más pesado o con tonos algo más oscuros.

Si buscas ampliar los espacios que sean pequeños elige telas lisas o con estampados muy pequeños. En este caso las cortinas tiene que ser más livianas, como batistas, voile, organzas, lino o sedas. Una combinación muy buena será la de elegir una tela en tono crudo, así obtendrás una sensación de amplitud.