Algunas personas tienen la afición de coleccionar sus revistas favoritas para luego volver a verlas y repasarlas de vez en cuando o, pasado un tiempo, tenerlas como un objeto de coleccionista.  Por ejemplo, hace unos meses me enseñaron una colección de todos los ejemplares de la revista Blanco y Negro, una publicación española fundada en 1891 por Torcuato Luca de Tena. Sin duda una reliquia.

Si pasamos a publicaciones más actuales, las adolescentes coleccionan revistas juveniles, en mi época era Ragazza, y otra publicaciones culturales como Muy Interesante, a la que no viene mal dar un repaso de vez en cuando.  También los hay que coleccionan periódicos, no todos sino los de alguna fecha significativa.

Al fin y al cabo a través de ellos mantenemos también nuestra memoria histórica, es como una forma de dar fe de que nosotros estuvimos presente en ese momento histórico. Yo por ejemplo tengo guardado el periódico del día en que Barak Obama se convirtió en presidente de los Estados Unidos, por nombrar uno que ahora recuerde.

Muy bien pues todo este rollo tiene un motivo decorativo, si, y es que esos periódicos que hemos guardado también pueden estar expuestos en nuestro hogar y decorar las paredes como si fuesen papel de pared. En el pasillo, en nuestra habitación, en el salón….. en cualquier lugar que queramos.

Se pueden pegar con cola de carpintero diluída en agua y una vez que esté seco darles una mano de barniz. También podéis utilizar páginas cualquiera de periódico y guardar los que realmente os interesan porque si alguna vez cambiaís de casa no os podeís llevar la pared con vosotros.

Vía: x4duros

  • tururu

    Gracias por los enlaces a x4duros :D

    Un saludete