Con la llegada de un bebé todo se vuelve alegría y expectativas, normalmente los padres pasan horas pensando cómo decorar su habitación para que luzca lo más bonita posible, pero dentro de la preparación del hogar otra estancia que debemos preparar es el baño, ese seré el lugar en donde reciba la higiene diaria, un momento muy placentero que tendrá lugar todos los días.

Para darle el baño al bebé se tiene que estar bien equipado, contar con un sitio preparado para hacerlo. Hoy te daremos algunas pautas para que puedas equipar el baño para tu bebé.

Equipar el baño
Fuente: Ruben Perez

Uno de los elementos más usados son las bañeras plegables. Es muy útil por diferentes razones. En primer lugar porque sus paredes blancas impiden que se golpee, además tienen la altura ideal para que se lo pueda bañar de manera cómoda y fácil.

Muchos modelos tienen incorporadas sillas o algún sistema que permite sostener al bebé para darle mayor seguridad. Otros modelos vienen con un cambiador acoplado, permitiendo que se pueda secar al pequeño en la misma habitación dónde se los está bañando, evitando que tome frío.

Sin importar el tipo de bañera que elijas tendrás que mantenerla siempre en óptimas condiciones de limpieza, para eso podrás usar algunos productos específicos que no sean tóxicos y que tendrán que ser muy ben enjuagados.

Uso del termómetro sumergible

Este tipo de termómetro es ideal para saber si la temperatura del agua es la apropiada para bañar al bebé y para que veas, mientras lo estés bañando, que no se enfríe mucho. Ten en cuenta que la temperatura ideal ronda de los 34 a 37 grados centígrados.

En un próximo artículo seguiremos hablando acerca de cuáles son las pautas fundamentales a la hora de equipar el baño para la llegada de tu bebé. Cuando vayas a elegir los diferentes complementos encontrarás en el mercado una gran variedad de precios y estilos, siempre elige pensando, no sólo en su decoración sino en lo funcionales que tienen que ser.