Ya sea en el cuarto de baño, en tu tocador o en el recibidor es costumbre tener sobre el mueble un espejo porque además de embellecer la zona también le damos un gran uso diario para asearnos, para vernos, para ver lo guapos que salimos a la calle, para maquillarse en el tocador…¡para el uso que quieras darle! Además un espejo siempre aporta amplitud y luminosidad a la estancia. ¿Te imaginas si además tuviera luz integrada? Quizá conociendo más sobre estos productos decidas cambiar los que tienes tradicionales por estos más sofisticados y útiles.

Que un espejo tenga integrada la luz lo hará además de funcional perfecto, porque según en qué circunstancias no será necesario encender la luz central de la estancia, ayudándote también a ahorrar energía en tus facturas mensuales.

Te aconsejo que tenga integrada luz blanca porque es la luz que da un efecto más limpio y te ayudará a diferenciar mejor los colores, sobre todo en el caso del maquillaje o para probarte ropa. Estos espejos pueden llevar la luz integrada de diferentes formas como por ejemplo: con focos, desde atrás, diferentes tonos de luz, etc. Y todas las luces le darán un efecto estupendo y quedará mejor que bien en tu decoración.

espejos-con-luz-incorporada-01

En el mercado hay gran variedad de espejos con luz integrada, tanto en tamaño, como en formas y diseño, por tanto estoy segura que si vas en busca de tu espejo podrás encontrar uno que se adapte a tu decoración y a tus necesidades personales. Tanto si buscas en tiendas de espejos y decoración de forma física como si prefieres comprar por Internet, seguro que tendrás suerte.

¿Te gusta la idea de tener un espejo con luz integrada en tu hogar? Igual no lo quieras para todos los espejos de la casa, pero en algunas zonas como el recibidor, el tocador o el cuarto de baño sería una elección estupenda.

Fotografía: hogar.pisos.com