Lladró es una de las empresas de fabricación de objetos de porcelana más importantes de España, sino la más importante. Fue creada en 1953 por Juan, José, y Vicente Lladró, tres hermanos que decidieron montar su propio negocio innovando año a año en sus creaciones y en las técnicas aplicadas.

Realizaban y realizan figuras costumbristas, mujeres, arlequines, partidas de caza, animales, jarrones, etc…. y nuevas creaciones a medida que pasa el tiempo y se adaptan a las nuevas tendencias, pero lo que nos ocupa hoy es su colección de espejos.

Se encuentran dentro de la línea Wall Art de LLadró y se trata de espejos enmarcados en porcelana con figuras ornamentales que nos evocan al siglo XVIII, combinando de esta forma el toque moderno y clásico. Se realiza en seis acabados: rojo, verde, blanco, negro, blanco y oro y blanco y plata, y en acabados brillo o mate.

Esta colección se elabora en una serie limitada de 300 unidades, así que serán sólo unos pocos los que puedan disfrutar de uno de ellos en su hogar, los demás podemos seguir admirando su belleza a través de la pantalla o el papel.

Más información: Lladró