Es muy importante mantener la cocina limpia y totalmente libre de bacterias, pensemos que muchas superficies de esta habitación están en contacto con los alimentos. Si las superficies no están en óptimas condiciones se pueden convertir en lugares que originen enfermedades.

Hoy te daremos algunos consejos que puedes tener en cuenta a la hora de cuidar la higiene de la cocina.

Higiene de la cocina
Fuente: Francisco Becerro

Antes y después de empezar a cocinar lávate muy bien las manos. Los objetos que vayas a usar deberán estar limpios, secos y guardados en un sitio limpio.

Los alimentos siempre deberán estar refrigerados a una temperatura apropiada para evitar la reproducción de los gérmenes.

Una nevera muy limpia

El frío se encarga de conservar por más tiempo los alimentos evitando que aparezcan microorganismos, para ello deberás cuidar la nevera. Con temperaturas inferiores de los 4 grados no llegan a proliferar la mayoría de las bacterias. El frío debe mantenerse siempre entre los dos y cuatro grados, en congelador deberá mantenerse a temperaturas inferiores a los -18 grados.

Evita abrir y cerrar la nevera para que el frío se mantenga inalterable. En algunos casos se aconseja bajar más la temperatura.

La nevera deberá estar en buen estado, con la paredes interiores recubiertas de iones de plata que evitan la proliferación de bacterias en los rincones que no se alcanza a limpiar.

Los alimentos deberán mantenerse separados, sin mezclarse. Especialmente los alimentos crudos y los cocidos. Cada alimentos siempre en un recipiente cerrado, seco y limpio. Cuando se vaya a conservar carne o pescado lo mejor es hacerlo en un recipiente que tenga una rejilla en su base para filtrar los líquidos.

Recuerda que tanto el pescado como la carne puede estar 24 horas en la nevera sin perder sus cualidades, si quieres conservarlos por más tiempo deberás congelarlos secos y limpios.