Este es solo un pequeño y simple recordatorio sobre algunos cuantos factores que hay que tomar en consideración en el momento en que queramos desarrollar este espacio es nuestros hogares.

Espacio disponible

De acuerdo al número de integrantes de la familia, se decidirá el tamaño; es importante no llegar a saturar dicho espacio y así poder lograr un buen equilibrio.

Estilo de vida

Si se acostumbra comer ahí, el vinyl o tacto-piel es la mejor opción para revestir los sillones, si se reciben visitas, un sofá-cama resulta llegar a ser muy útil.

Afinidades y gustos

Al ser área familiar, hay que combinar los gustos de todos, para personalizarla, tendencias en colores y acabados son decisivas para el diseño.

Capacidad de inversión

Es aquí donde viene lo que frena a muchos, pero siempre se puede llegar a ahorrar, ya que existe una amplia variedad de opciones para lograr un agradable y cómodo diseño, no dejes que el dinero frene ese objetivos.

Por último, como objetivo final no hay que olvidarse de los instintos, no se dejen llevar por las modas y/o estrategias de ventas para decidir. El acudir con expertos para recibir asesoría es altamente recomendable.