San Valentín está a la vuelta de la esquina, y si lo reconozco soy una fan de esta “cursi fiesta”. Bueno más fan es que me gusta hacer algo especial para San Valentín, y con hacer algo especial me refiero a planear algo con mi pareja, no me refiero a regalar rosas o perfumes, sino regalarnos momentos para nosotros.

Y este año además de dejarle mensajitos repartidos por la casa, he decidido que voy a crear un ambiente especial.

Por eso este año he reservado unas cuantas flores en la floristería, más concretamente peonias rosas y rosas blancas, porque voy a sacarle partido a lo que tengo por casa.

Justo hoy me he acordado de un juego de té que mi hermano me trajo de china y que aún no he utilizado, y he pensado fíjate que jarrones más originales.

Así que este año para decorar mi casa para San Valentín voy a poner flores en el juego de té.

Simplemente voy a ir a por mis flores a la floristería, y las cortaré a la altura de las tazas y de la tetera, pondré agua en los recipientes y colocaré las flores.
Y para nuestra cena especial del día de los enamorados tendrémos la mesa decorada con unos centros de mesa muy originales.

¿ Qué os parece la idea?