Para una recepción especial o una cena romántica, podemos realizar estupendos centros de mesa. Si tienes algún evento y quieres dar un toque romántico a tus superficies quizás este centro de mesa sea una buena inspiración para crear variantes a partir de este.

Las velas son un elemento decorativo muy utilizado pues su tenue luz brinda un toque muy especial a cualquier espacio. Si vas a celebrar tu boda, tanto al aire libre como interior, esta es una fantástica idea.

Con muy pocos elementos podríamos recrear algo parecido a lo que vemos en la fotografía. Tan solo con un recipiente, algunas flores, velas flotantes y un poco de agua… quedará un centro espectacular.

Si te interesa la idea lo primero que hacemos es buscar un recipiente, un cuenco que nos guste, este puede ser de vidrio, translúcido, de color, de barro o porcelana… lo importante es que los colores combinen con el resto de la decoración.

Una vez que lo tengas, vamos a cortar el tallo a las flores que hemos elegido. Es muy importante cortar el tallo de forma diagonal, así las plantas durarán bastante más tiempo. Cuando las tengas preparadas tan solo has de ubicarlas en el interior del recipiente que hayas elegido.

Ahora llena el recipiente de agua clara, hasta donde creas conveniente… piensa en que puede derramarse, así que no lo llenes hasta el borde. Por último añade las velas flotantes, puedes poner cuantas quieras.

Como ves es un centro natural y bastante delicado, además de económico. Este centro podemos utilizarlo bien para cumpleaños, bodas, aniversarios y lo mejor es que es totalmente personalizable.. puedes jugar con los colores, las flores y el tipo de velas.

Si quieres aromatizar tus estancias puedes elegir velas con olor, también podemos optar por ubicar flores de plástico en vez de flores naturales…